Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ofensiva del consistorio para cobrar el IBI a la Iglesia por locales de uso comercial

El servicio de Gestión Tributaria Catastral se centrará «en casos evidentes» donde la institución eclesiástica arrienda a un tercero sus propiedades

Manzana de Guillem de Castro donde los comercios no pagan el IBI por utilizar locales que son propiedad de un convento. | FERNANDO BUSTAMANTE

El concejal de Hacienda del Ayuntamiento de València Borja Sanjuán (PSPV) tiene previsto empezar a cobrar los recibos del IBI al Arzobispado y congregaciones religiosas de València durante 2022 , dentro del ejercicio presupuestario que se está preparando para el año que viene. El servicio municipal de Gestión Tributaria Catastral se centrará en «casos evidentes» en los que la Iglesia arrienda a un tercero alguna de sus propiedades y ese tercero obtiene un beneficio económico por la actividad.

Los ejemplos pueden ir desde una tienda de bicicletas, a un hotel, un hospital o una pastelería. El criterio del gobierno municipal formado por Compromís y PSPV es que se debe de aplicar la jurisprudencia de una sentencia de la Audiencia de Barcelona en la que se dice que la institución eclesial cuando alquila a un tercero que obtiene beneficios por la actividad allí realizada, no está actuando como una organización benéfica ni religiosa. Por tanto, el departamento de gestión tributaria catastral está analizando cuáles son los casos concretos en València como el del Convento de la Santísima Encarnación del Verbo Divino, en cuyos bajos comerciales se realizan actividades económicas y no del culto o religiosas. También estudia situaciones como el de la Casa de Salud, el hospital católico de la avenida de Dr. Manuel Candela. En ambos casos, esas propiedades no pagan el IBI, lo que para la concejalía de Hacienda supone un agravio comparativo respecto a otros empresarios o emprendedores que sí pagan este impuesto.

Tanto es así que el complejo sanitario de La Fe abona todos los años 1,6 millones en IBI a las arcas municipales y otros hospitales privados también pagan este impuesto. Los técnicos del ayuntamiento están buscando la fórmula adecuada para poder girar los recibos del IBI, cobrarlos, y que el Arzobispado o las congregaciones afectadas no puedan recurrirlos ante la justicia para evitar pagarlos.

El Govern del Rialto ya aprobó en el pleno una moción para que se modifique la Ley de Mecenazgo en el Parlamento para que la Iglesia tribute por el IBI en aquellos espacios y edificios que no utiliza para el culto o para actividades litúrgicas y benéficas. Incluso el Gobierno de España está en negociaciones con las atoridades eclesiales para abordar este asunto y que la Iglesia pague el IBI en todo el país cuando se den determinadas condiciones.

Compartir el artículo

stats