Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís y PSOE quieren eliminar más plazas de aparcamiento en la ciudad

El gobierno municipal aboga por poner dificultades al coche particular para reducir la contaminación

Un ciclista circula en València ante varios coches estacionados. | M.A.MONTESINOS

La Junta de Gobierno Local va a aprobar hoy una modificación de las Normas Urbanísticas para reducir la reserva obligatoria mínima de aparcamiento para turismos en todo el término municipal. Esto es, se van a eliminar plazas de aparcamiento en calles y plazas pero no se aclará qué cantidad ni en qué barrios concretos. De esta manera, se quiere incentivar el uso de otros medios de transporte más sostenibles dentro de las políticas municipales en materia de movilidad desarrolladas por el gobierno municipal como la bici o el patinete. Esta medida, que saldrá adelante con los votos favorables de Compromís y PSOE, pretende reducir los índices de contaminación y ruido exteriores ocasionados por el tráfico rodado y los vehículos privados a partir de una revisión completa del capítulo de las Normas Urbanísticas, en el que se tratan las características y dotación obligatoria de plazas de aparcamiento.

La memoria justificativa de la resolución que se lleva hoy a la Junta de Gobierno argumenta que la existencia «de amplias bolsas de suelo reservadas para el aparcamiento de turismos atraen y favorecen la movilidad privada a través de este medio de transporte». Por ello, «se prevé que la reducción en la dotación obligatoria de plazas de aparcamiento dificulte la accesibilidad en vehículo privado a las actividades a las que se acude en coche particular y se desincentive, así, su uso, lo que, a su vez, debería suponer una reducción de la contaminación». Este documento redactado por el área de Urbanismo y Planeamiento añade que esta propuesta «no supone ningún cambio sustancial ni ninguna modificación significativa en la estructura territorial» de la ciudad.

Además, con esta modificación de las normas urbanísticas, los edificios residenciales de vivienda colectiva de nueva construcción «deberán prever emplazamientos específicos, seguros, protegidos y accesibles para el estacionamiento de bicicletas». La nueva normativa engarza con los principios del Plan de Movilidad Sostenible de València y pretende potenciar los desplazamientos peatonales, recuperar y poner en valor los espacios públicos urbanos, y «facilitar y normalizar el uso de la bicicleta como medio de transporte cotidiano y habitual». Además, se pretende favorecer la coordinación del transporte público urbano y reorganizar el espacio destinado al estacionamiento. Con esta modificación de las normas citadas, se establecerán reservas obligatorias para bicicletas y otros vehículos de movilidad personal. Por otra parte, se reducirá la reserva de espacio público o privado para el estacionamiento de turismos en el caso de uso terciario, dotacional o industrial. En cuanto a los usos residenciales, se trata de garantizar «una reserva mínima de aparcamiento accesible en todos los casos».

«Ataque a los ciudadanos»

El grupo municipal Ciudadanos ha denunciado esta nueva normativa, que califica como «una guerra total de Compromís y PSOE contra los propietarios de vehículos privados». Así, el viceportavoz de la formación naranja, Narciso Estellés, ha señalado que este cambio de normas urbanísticas es «la máxima expresión del ataque contra la libertad de los ciudadanos para desplazarnos por nuestra ciudad» y añade: «repercute negativamente en las personas trabajadoras, los autónomos y los propietarios de negocios y comercios».

Por ello, ha recalcado que el gobierno liderado por Joan Ribó «ha confundido la sostenibilidad con el radicalismo político más extremo», ya que «la sostenibilidad bien entendida es la preservación del medio ambiente y el desarrollo económico y social». «Para hacer más aparcamientos de bicicletas y patinetes no hace falta atacar a los ciudadanos que pagan impuestos y cada vez tienen más dificultad de aparca, ya sea gratuitamente o pagando», concluyó Estellés.

Compartir el artículo

stats