Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gómez promete 200 pisos públicos para 2022 y 400 policías más para 2023

La vicealcaldesa repasa las prioridades de los socialistas para el nuevo presupuesto y reafirma que pacificar Ausiàs March es irrenunciable

Los concejales y concejalas socialistas explicaron sus propuestas para los presupuestos. | LEVANTE-EMV

La vicealcaldesa socialista Sandra Gómez se comprometió ayer a que en 2022 se entregarán 200 nuevas viviendas públicas, llave en mano, destinadas a alquiler asequible, para mejorar el acceso a un hogar digno a los jóvenes. Además, prometió que en mayo de 2022 se incorporarán 300 policías más a la plantilla municipal y antes de acabar el mandato, en 2023, habrá más de 400 agentes en la calle. Asimismo, adelantó que su objetivo es que tanto la Marina como Vara de Quart se conviertan en sendos polos tecnológicos de atracción de inversores y que se apruebe un plan de regeneración urbana que permitirá a las familias más vulnerables conseguir ayudas de hasta el 80% para mejorar sus inmuebles, desde el punto de vista de la eficiencia energética.

Estos son algunos de los proyectos estrella que avanzó la vicealcaldesa, arropada por sus 6 concejales y concejalas, que quiere incluir en los presupuestos del Ayuntamiento de València para 2022. Este documento presupuestario, donde se fijan las inversiones estratégicas del equipo de gobierno, está en proceso de negociación con Compromís, en estos momentos, aunque Sandra Gómez dio por seguro que antes de final de año habrá presupuestos y que se incluirán todas estas actuaciones.

Más otras. Como la nueva comisaría para la Unidad 2 de la Policía Local, que se ubicará en Malilla; la supermanzana de Orriols, la reforma de Pérez Galdós, el centro cívico de Patraix, el centro cultural del Cabanyal o la remodelación de la avenida de la Malva-rosa. Todo ello, insistió la vicealcaldesa son proyectos «prioritarios» para los socialistas. De hecho, se encargó de señalar que la renaturalización y pacificación de la Avenida de Ausiàs March también es una actuación irrenunciable para el PSOE. Gómez lo recalcó a preguntas de los periodistas y pese a que el alcalde Joan Ribó (Compromís) ha insistido varias veces que el plan para reformar Ausiàs March, deberá esperar.

La lideresa del PSPV remarcó la visión «policéntrica» de la ciudad que tienen los socialistas y enfatizó que su objetivo es priorizar las obras y servicios «en los barrios con mayor índice de vulnerabilidad». Pero sobre todo, insistió en que su meta es que todos los ciudadanos «tengan los mismos recursos», por eso, es igual de importante transformar y peatonalizar la plaza de la Reina que dotar de los servicios públicos necesarios a Patraix, Favara o el Cabanyal.

En cuanto a la política de vivienda, «los socialistas nos comprometemos a construir en 2022 un total de 200 viviendas públicas de alquiler accesible», puntualizó. «Esto va a suponer que en el presupuesto vamos a aportar 27 millones de euros a los que se suman otros tantos del Banco Europeo de Inversiones», añadió. La también concejala de Urbanismo matizó que se van a actualizar las condiciones para optar a esa oferta pública: «Vamos a cambiar las condiciones de acceso a estas viviendas porque el marco actual está desfasado».

Otra de las prioridades para el PSOE de València «es un plan de regeneración urbana para financiar hasta en un 80% la rehabilitación de viviendas que no cumplen las condiciones de eficiencia energética» que exige la actual normativa. «Queremos llegar a los colectivos más vulnerables de modo que se les financie hasta el 100% de las mejoras», matizó.

La lideresa socialista también avanzó que el objetivo de los socialistas en materia de seguridad pasa por un auténtico «salto cualitativo». «Vamos a poner como prioridad que antes del final del mandato haya 400 agentes más a pie de calle». De hecho, «con las oposiciones de mayo ya habrá 300 agentes más pero de cara a la próxima Oferta Pública de Empleo queremos que se priorice la entrada de nuevos policías para conseguir el objetivo y atender las necesidades de barrios como Orriols, Malva-rosa, Torrefiel, Benicalap o Marxalenes», subrayó.

Por último, en los presupuestos municipales, el grupo socialista incluirá medidas fiscales dirigidas al mundo de la cultura como una rebaja del 60% en el IBI para las salas de cine. Y una bonificación de un 50% en el acceso a los espacios municipales para todos los jóvenes de entre los 18 y los 30 años, de manera que el Ayuntamiento de València se sumaría al bono cultural implementado por el Gobierno de España.

Compartir el artículo

stats