Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Velluters: de barrio chino a distrito del diseño y la industria creativa

La concejalía de Empleo alquila cuatro bajos en las calles Triador y Angelicot para cederlos a terceros que desarrollen proyectos innovadores

Una de las calles del barrio del PIlar (Velluters) | A.V.

El Ayuntamiento de València quiere convertir el barrio del Pilar (Velluters) en un nuevo distrito o «hub» dedicado al diseño, la innovación y las industrias creativas. Así lo anunció ayer el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, tras la junta de gobierno en la que se aprobó el acuerdo de arrendamiento por parte de la Concejalía de Empleo de cuatro locales a la Empresa Municipal de Actuaciones Urbanas de València (AUMSA) que serán cedidos a terceros para la instalación de actividades que "fomenten itinerarios creativos y culturales relacionados con el diseño".

El principal objetivo de esta iniciativa es la dinamización del tejido productivo de este barrio de tradición artesanal dedicado durante siglos a la industria de la seda, para contribuir así a su recuperación y desarrollo económico y social. Será utilizando como motor las industrias creativas y de diseño, al hilo también de la declaración de València como Capital Mundial del Diseño de 2022.

Los alquileres de estos locales, ubicados en las calles Angelicot y Triador tendrán una duración de 15 años prorrogables.

Esta iniciativa «permitirá la vertebración de acciones con carácter transversal para mejorar la convivencia utilizando el diseño como factor de revitalización» del barrio de Velluters, también oonocido como «barrio chino». Los vecinos de Velluters, que sufre desde hace años problemas de degradación urbanística y social por la delincuencia y la prostitución, reclaman desde hace tiempo medidas para regenerar este popular barrio de Ciutat Vella. El concejal socialista aseguró que la idea es atraer a profesionales y estudiantes que ayuden a dinamizar este barrio.

En los locales que ha alquilado la Concejalía de Empleo se desarrollaran cursos y talleres profesionales, presentaciones de libros, exposiciones, encuentros o jornadas de apoyo a jóvenes diseñadores, además de albergar propuestas de trabajo y experimentación creativa sobre diseño, explicó Sanjuán.

Los bajos que arrendará Empleo supondrán un coste de 600.000 euros. Estos nuevos espacios destinados a la creatividad y el diseño se encuentran en la calle Angelicot, números 1 y 3, 2, 4 y 6 y en la calle Triadors, en los números 12, 14 y 16.

Compartir el artículo

stats