El alcalde de València Joan Ribó ha pedido "a la gente joven, contención en el uso del alcohol y respeto a las normas de convivencia" tras el hartazgo por el botellón que han mostrado los vecinos de barrios como Benimaclet, la plaza Honduras o Marxalenes. El máximo responsable municipal anunció que va a convocar "una reunión con la Policía Local" para abordar soluciones a los macrobotellones "barrio a barrio". También, ha recordado que el Observatorio del Ocio "está en fase de constitución" y en ese foro el ayuntamiento tiene que tratar este problema "junto a los vecinos y los hosteleros", además de otros colectivos implicados. Para Ribó, "nuestro objetivo es garantizar el derecho al descanso en todos los barrios de València" para lo que consideró inaceptable "esta falta de respeto a las normas de convivencia" por parte de quien participa en estas reuniones ilegales en la vía pública.