Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las razones del deterioro del Puente de las Flores son las ratas y los vándalos

Las macetas se colocarán horizontales para su mejor conservación

Tres operarios reponen las flores marchitas en el Puente de las Flores. | GERMÁN CABALLERO

Los geranios y las murcianas del Puente de las Flores presentan estos días un evidente mal estado. Una gran parte se han marchitado. Por ello, el área de Parques y Jardines que dirige el vicealcalde Sergi Campillo está desarrollando desde hace unas semanas una actuación integral en esta infraestructura verde. Según relató a Levante-EMV el concejal de Compromís hace una semana se sustituyeron 300 plantas por otras tantas marchitadas, y esta misma semana se completará la sustitución de otras 300. Ayer, como muestra la foto anexa, los operarios estaban trabajando en ellas. A esas 600, en las próximas semanas se unirá la instalación de otras 600 más, en los laterales del puente. Además, hasta un centenar más, se colocarán en las cabeceras ornamentales, que sufren especialmente los robos de estas plantas tan buscadas por los incívicos. En esa línea, el vicealcalde explicó con rotundidad cuáles son las causas de este aparente abandono de las flores del Puente de las Flores. En primer lugar, concretó que el sistema de riego inferior, que abastece las plantas, sufre ataques frecuentes por parte de una colonia de ratas que muerde las conducciones provocando fugas que privan del suministro hídrico a los geranios y las murcianas. Esto ha obligado a plantear una renovación del sistema de riego, que comportará su sectorialización para favorecer el trabajo de la brigada que realiza el mantenimiento periódico de las flores. En segundo lugar, estas macetas son una de las debilidades de los vándalos y los incívicos. Los primeros, relata Campillo, «las arrojan desde el puente al cauce del Túria» por una malentendida diversión, en esas noches de fiesta sin freno que han vuelto tras la pandemia. Respecto a los segundos, continuan los robos de tiestos que ya se producían en la época de Rita Barberá. En especial, en las cabeceras ornamentales, que en esta ocasión, serán las últimas en reponerse, precisamente por el temor los técnicos a que sean de nuevo objeto de pillaje. El problema del vandalismo, que rompe el sistema de riego y también aflora en las pintadas de la propia estructura diseñada por Santiago Calatrava, ha provocado que un informe interno de Parques y Jardines recomiende que se incremente la presencia de Policía Local en la zona, para evitar hurtos y destrozos. Campillo estudia también que las cámaras de vigilancia cercanas puedan ser reorientadas para identificar a los vándalos que se reiteran en la rotura de las macetas. En tercer lugar, se va a acometer un rediseño de todo el conjunto floral del Puente de las Flores. «Actualmente las plantas están colocadas de manera oblicua lo que provoca que cuando hay lluvias fuertes se vacíen las macetas de tierra y eso acaba por deteriorarlas», argumenta el regidor. La reforma pasa por ubicar pequeñas terrazas para enganchar los tiestos de modo que las plantas se queden en posición horizontal. Eso garantizaría su estabilidad y su mejor conservación porque el diseño botánico del puente «está mal planteado», finaliza el vicealcalde.

Las macetas oblicuas de las cabeceras ornamentales están vacías en parte. | GERMÁN CABALLERO

La zona ajardinada y de uso peatonal del centro de la Gran Vía Marqués del Turia presenta estos días un estado lamentable. Restos de vasos, plásticos y papeles tirados por el suelo; mascarillas usadas ; vallas que protegen los setos del área de viandantes rotas y caídas, además de plantas mal cuidadas e infinidad de hojas caídas sobre los bancos y el piso.

Restos de basura en la Gran Vía. | G.CABALLERO

Además, en la base de algunas palmeras y en la propia señalética vertical proliferan las pintadas de los vándalos que se consideran a sí mismos como artistas urbanos. Esta imagen negativa y deteriorada de la zona ha suscitado multitud de quejas por parte de los vecinos y volvió a proporcionar un arsenal de críticas a PP y Ciudadanos. El portavoz de la formación naranja Fernando Giner calificaba de «lamentable» esta estampa urbana. Mientras, el concejal popular Carlos Mundina afirmó que el Puente de las Flores está «totalmente abandonado», y lo achacó «a la incapacidad del Gobierno de Compromís y PSOE en el mantenimiento de los jardines, parques y zonas ajardinadas». Por su parte, el vicealcalde Sergi Campillo defendió que la falta de mantenimiento de algunos parques «no es un problema generalizado de toda la ciudad». «Tanto la limpieza como la conservación de los parques y jardines de València» está en unos niveles razonablemente positivos, vino a explicar. Siempre puede encontrarse algún caso que no, matizó, «pero con el presupuesto que tenemos, hacemos milagros», zanjó.

Valla rota y caída, junto a los setos. | G.CABALLERO

Vallas rotas y falta de limpieza en la zona ajardinada de Gran Vía

Los operarios pintaban ayer las farolas que también han sido objeto de actos vandálicos

j.m.v. valència

Compartir el artículo

stats