Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València y Mislata derriban el muro

La intervención en el tramo final de la calle Democracia supondrá demoler la pared junto a la carretera y convertir la zona en un espacio accesible con mirador al río

Muro que divide ambos barrios de València y Mislata

La vicealcaldesa de València, Sandra Gómez y Carlos F.Bielsa, alcalde de Mislata, han presentado este viernes el proyecto para convertir el tramo final de la calle Democracia, en el linde entre ambas ciudades, en un espacio peatonal, verde, accesible y con un mirador al río Turia.

La actuación urbanística se centrará sobre una superficie de 2.700 metros cuadrados y contará con un presupuesto de 910.000 euros. El consistorio valenciano ha licitado ya la ejecución de las obras y espera que el proyecto esté concluido para el inicio del curso político 2022-2023 (septiembre), el último antes de la celebración de las próximas elecciones municipales.

Según detalló Gómez, la intervención se centra en el derribo del muro que divide el Paseo de la Pechina, en sentido salida de Mislata, con la calle Democracia, que presenta un desnivel de dos metros de altura. Toda esa área demolida se convertirá en cuatro espacios peatonales y accesibles, separados por arboledas y con un mirador al río Turia, aprovechando el citado desnivel. La calzada contará, además, con una acera que cumpla con la actual normativa se seguridad y accesibilidad. 

En una actuación posterior, también se remodelará la plaza Sainetero Arniches, para integrarla con la actuación en Democracia, calle que en su trazado hasta las Torres de Quart se convertirá en un gran eje peatonal, verde y con carril bici, actuación urbanística avanzada este viernes en exclusiva por Levante-EMV.

Figuración del proyecto para la calle Democracia

Sandra Gómez aseguró que el «importante proyecto» para transformar el tramo final de la calle Democracia pretende «dar una alternativa a ese gran muro de dos metros que separa ambas ciudades y reconectar València y Mislata». La vicealcaldesa revela que hace un año visitó el barrio de Soternes, junto con el alcalde Bielsa, y pudo comprobar que actualmente ese espacio «no cumple con los criterios de accesibilidad, zonas verdes y urbanismo de género, sino que se trata de una zona degradada, olvidada e inaccesible». En este sentido, Sandra Gómez afirmó que ese «no es el modelo de ciudad que queremos trasladar a todos los vecinos del barrio de Soternes y de Mislata, de ahí que hayamos proyecto esta actuación». 

Por su parte, Carlos F.Bielsa resaltó que la actuación aprobada por València es «un claro compromiso con la movilidad y por derribar muros para crear espacios para la gente». El dirigente socialista detalló que la calle Democracia «es ahora una de difícil uso e inaccesible» y «este proyecto incluye urbanismo igualitario, de género, vanguardista y sostenible. En definitiva, un modelo inclusivo y accesible para mejorar la calidad de la vida de la gente». Para Bielsa, «es muy importante que esta actuación salga adelante porque conectará dos ciudades que ahora están incomunicadas y mejorar dos barrios con gente que usa los mismos servicios, van a los mismos parques o compran en las mismas panaderías».

Gómez y Bielsa presumen de sintonía

«Sintonía», «diálogo», «colaboración», «lazos», «metropolitano».... Son algunas de las palabras que Sandra Gómez y Carlos F. Bielsa pronunciaron durante su intervención. Los dos mandatarios, ambos socialistas, presumieron de «cooperación entre ambos municipios» dando como fruto «un proyecto que se ha asentado sobre el diálogo» entre la capital y una de las localidades metropolitanas fronterizas.


La vicealcaldesa aseguró que València «no es un municipio cerrado, sino un ente metropolitano que se relaciona y establece lazos con los municipios de su entorno». Además, mostró su clara intención de querer «gestionar en base a una filosofía de pensar en clave metropolitana y que apuesta por crear y conectar entornos seguros, espacios verdes y áreas accesibles».


Bielsa tampoco ocultó la conexión administrativa que mantiene con la parte socialista del Govern del Rialto. «Estamos satisfechos y contentos», dijo el alcalde de Mislata por el proyecto que se ejecutará en su frontera, y dio las gracias a Gómez «por tu compromiso». Preguntado por si echaba en falta esa misma sintonía en el lado de Compromís, principalmente con el alcalde Joan Ribó, Bielsa reconoció que la relación con Sandra Gómez «es estrechísima» y «no solo compartimos proyectos de Urbanismo como este, sino también de Bienestar Social y otros del modelo de futuro que queremos». Bielsa puntualizó que esa «línea con el ayuntamiento, con Sandra o con el alcalde, debe ser cordial y sincera, que no se divida sino que se derriben muros. Esa es la línea que defendemos y por la que apostamos».

Compartir el artículo

stats