L’Albufera es, casi por definición, la joya natural no solo de la ciudad de València, sino de todo el territorio autonómico. Bautizada por los romanos como nacarum stagnum, este espacio natural protegido de historia milenaria forma parte de la identidad valenciana. 

Desde los arrozales que nacen en sus términos y conforman la cultura del territorio hasta su gran valor ecológico, pues l’Albufera es zona de paso de multitud de especies de aves migratorias, así como cuna de otras tantas en peligro de extinción, esta imponente marjal suma, además, un gran atractivo turístico.

Su imponente belleza, marcada por su vegetación y los colores rojizos de sus puestas de sol, convierten a esta joya natural en visita obligatoria para cientos de personas, que admiran l’Albufera, la transitan y descubren a través de su mirador, visitas guiadas y los clásicos paseos en barca.

Por ello, proteger l’Albufera —víctima del cambio climático y el efecto devastador de la actividad humana— es un objetivo prioritario. Así, el Ayuntamiento de València trabaja por hacer sostenible la experiencia de conocer este parque natural.

Presentación de la nueva embarcación eléctrica municipal de l’Albufera. ED

En este sentido, atendiendo al requerimiento de construir embarcaciones que no utilicen combustibles fósiles para sus desplazamientos planteado por el Servicio Devesa-Albufera el pasado mes de diciembre de 2019, el consistorio ya cuenta con la que se ha convertido en la primera barca eléctrica municipal cuya función es descarbonizar l’Albufera.

Mínguez apuesta por la protección de l’Albufera

Pasear por l’Albufera es ahora una actividad sostenible gracias a E-Tramuntana, una barca eléctrica puesta al servicio del parque natural por parte del Ayuntamiento de València.

El proceso ha sido exhaustivo y minucioso, pues a los requerimientos técnicos se une la complejidad de mantener la estética tradicional de las embarcaciones de l’Albufera. El Instituto de Ingeniería Energética de la Universitat Politècnica de València (UPV) llevó a cabo un estudio de las necesidades teóricas del proyecto y la firma Mínguez S. A. ha sido la empresa valenciana encargada de materializar el proyecto.

Y es que, Mínguez se ha encargado de la planificación, distribución e instalación del sistema eléctrico —acumuladores, motor, controlador de potencia, cableado, sistema de refrigeración, bancada, etc.—, así como de la construcción e instalación de la cadena cinemática de movimiento —eje de transmisión, acoplamiento, bocina, hélice, etc.—.  Además, también son responsables de las pruebas de navegación y ajuste en el lago.

Un acometido en el que Mínguez tuvo como primer objetivo encontrar una empresa suministradora de la motorización eléctrica, para lo que contó con Azimut, empresa gandiense representante de Bellmarine.

El motor eléctrico de la E-Tramuntana es más silencioso y menos contaminante. ED

Movilidad sostenible

El proyecto E-Tramuntana impulsa la sostenibilidad de los transportes en el lago de l'Albufera, como detalló el vicealcalde, señor Sergi Campillo, durante el paseo celebrado el pasado 21 de septiembre en la presentación de la nueva embarcación en el Pujol Nou (El Saler).

Al encuentro también asistieron el excelentísimo señor alcalde del Ajuntament València, Joan Ribó, y varios miembros del equipo de gobierno de la ciudad, así como el director general de conservación de l’Albufera, señor Joan Miquel Benavent. Por parte de Mínguez, acudió el gerente señor Ramón Aguilar Cerdán, el responsable técnico del proyecto, señor José Enrique López Lizcano, y la responsable de Marketing, señorita Helena Castillo.

En ese mismo evento se señaló que de las 1.030 embarcaciones registradas en l’Albufera, unas cinco se mueven con motores eléctricos. El fin es "ayudar a mitigar y luchar contra el cambio climático y la contaminación acústica que se produce en el motor de combustión respecto del motor eléctrico", matizó Campillo. 

Así, la E-Tramuntana se utilizará para la vigilancia y gestión del lago. En este sentido, todos los asistentes se quedaron sorprendidos con la nueva embarcación ya que su motor es mucho más silencioso que el resto de las embarcaciones de motor diésel.