La actualidad vecinal tuvo dos incidentes como protagonistas en la jornada del sábado. Así, uno de ellos se produjo en el barrio del Cabanyal, donde el Sindicat de Barri Cabanyal ha denunciado haber sido desalojados por la Policía Local del inmueble que habían ocupado para desarrollar su actividad social, el Casal Popular Cabanyal. Han asegurado que «después de más de un año intentando negociar la cesión del espacio del ayuntamiento -un bajo antiguo, abandonado- hemos dado el paso de recuperarlo». La ocupación no ha durado nada porque la policía lo ha impedido. Ha asegurado la asociación que con «cargas policiales». La sede ocupada pretenden emplearla como escuela popular, gimnasio, cocina de barrio y banco de alimentos. El Clot ha asegurado haber recibido la promesa de la vicealcaldesa Sandra Gómez de reunirse próximamente.

Reyerta en Orriols

Por otra parte, un nuevo episodio violento se produjo este sábado en el barrio de Orriols en un enfrentamiento entre bandas rivales que se saldó con un herido leve. Así lo ha denunciado la plataforma Orriols en lucha, que ha informado que incidente se produjo en el parque de Santiago Rusiñol, además de reportar un vídeo en el que varios agentes de la policía local acompañaban a uno de los implicados en la presunta reyerta. La seguridad, o la falta de la misma, se ha convertido en uno de los grandes problemas de Orriols, cuando no el que más. Y este nuevo incidente se produce apenas unas horas después de que cerca de mil personas salieran a la calle denunciando la delincuencia y el tráfico de drogas.