El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado la ampliación del presupuesto dedicado a la campaña Bonos Comercio VLC de ayuda al comercio local en un total de 300.000 euros más. El primer edil y el concejal de Comercio, Carlos Galiana, se han reunido esta mañana con la asociación Comercios Valencia Centro con motivo de la celebración del Día del Comercio Local y han reiterado la voluntad decidida del Gobierno municipal de apoyar la actividad de los pequeños establecimientos y los comercios de proximidad. Con esta ampliación, el montante total de la campaña, que se lleva a cabo con la colaboración de la Cámara de Comercio, llega casi al millón de euros.

Como ha afirmado Ribó “los comercios de proximidad son una herramienta fundamental para hacer barrio, ya que sin ellos únicamente se hacen ciudades dormitorios y eso no es eso lo que nosotros queremos”.

A principios de este mes, el Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Comercio y en colaboración con la Cámara de Comercio de València, puso en circulación más de 11.000 tarjetas para comprar en establecimientos de proximidad en el marco de esta campaña promocional. A través de ella, las personas adquieren estas tarjetas a un precio de 50 euros, pero las pueden canjear en los comercios por productos y servicios por valor de 100 euros, dado que el consistorio aporta los otros 50. Tal como ha explicado el concejal Carlos Galiana, “es una forma muy eficaz de inyectar dinero directamente a los comercios de una manera mucho más ágil que, por ejemplo, las ayudas, que son más farragosas de tramitar”. La iniciativa se mantendrá hasta el próximo 30 de noviembre para no interferir con la promoción de la campaña de Navidad.

Ribó ha asegurado que desde el gobierno municipal “tenemos la voluntad de ayudar y lo estamos demostrando”. Además, ha recordado el éxito de estos Bonos Comercio VLC, que se agotaron nada más ponerlos en marcha y, por ello, se ha planteado esta ampliación. “Y, junto a ello –ha añadido- están las ayudas a los comercios del Centro Histórico, que es una zona de especial interés, no solo por las obras, sino en ella porque se concentra mucho turismo y se da un fenómeno de sustitución del comercio de proximidad, que es fundamental para la ciudad, por otro tipo de establecimiento, como las franquicias por ejemplo”. A estos comercios se les ha dedicado específicamente una campaña de bonos de comercio de otros 300.000 euros.

El concejal Galiana ha confirmado esta buena acogida de los bonos de consumo: los primeros (más de 11.000) se reservaron en menos una semana, y de ahí la ampliación que se anuncia para seguir dando apoyo al comercio de proximidad. Los consumidores pueden optar a un máximo de dos vales de 100 euros cada uno, y para ello han de registrarse en la web de la campaña y abonar la cantidad exigida mediante tarjeta bancaria a través de la pasarela de pago habilitada. El plazo, tanto para obtenerlos como para utilizarlos en los negocios adheridos, está abierto hasta el próximo 30 de noviembre. Es la primera vez que el consistorio pone en marcha este proyecto, que podría ampliarse a los próximos años.