Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El intendente general pide más agentes en el día institucional de la Policía Local

El alcalde reitera que la plantilla contará con 234 efectivos más en los próximos meses

El Ayuntamiento de València celebró ayer el Día de la Policía Local, con motivo de la festividad del cuerpo de seguridad municipal. Los problemas de drogas, delincuencia y botellón que sufren los barrios de la ciudad estuvieron presentes de manera indirecta en esta conmemoración institucional. El alcalde de València Joan Ribó presidió el acto de entrega de condecoraciones que distingue los mejores servicios que han realizado los efectivos policiales. Ribó destacó «la incorporación durante los próximos meses de 234 efectivos policiales», un hecho que según el alcalde, «hará que tengamos la cifra más alta de efectivos policiales de los últimos 10 años».

Junto a Ribó, el acto contó con la presencia del concejal de Protección Ciudadana Aarón Cano y con el Intendente General José Vicente Herrera. Cano subrayó la importante labor y dedicación de los miembros de la Policía Local durante la pandemia «que estuvieron a la altura de lo que requería la ciudad».

Asimismo, el Intendente General también sorprendió con su discurso reivindicativo en el que reclamó más efectivos de la Policía Local, con el objetivo de llegar a hasta 2.000 agentes, dijo.

En esta edición se entregaron 57 medallas al mérito policial con distintivo azul; y 21 menciones especiales, que destacan la relación y colaboración con la Policía Local. Además, estuvieron el president de les Corts Valencianes Enric Morera, la delegada del Gobierno Gloria Calero y el secretario autonómico de Seguridad José María Ángel. También acudió el presidente de la Comisión de Interior del Congreso José Luis Ábalos. La presencia de Ábalos fue aprovechada por el PP para acusar a Cano de politizar el acto «al hacer subir al escenario a su mentor», declaraba el concejal Santi Ballester.

Al terminar el encuentro Joan Ribó anunció que la semana próxima se reunirá con la delegada del Gobierno Gloria Calero, para estudiar acciones conjuntas que mejoren la seguridad ciudadana en los barrios de València, especialmente ante los problemas derivados de las drogas: Orriols, el Cabanyal y la Malva-rosa. Además, el alcalde recordó que hoy se celebra la segunda sesión de la Mesa de trabajo del Ayuntamiento con las entidades vecinales y sociales de Orriols.

Compartir el artículo

stats