Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más edificabilidad y nuevos usos para reactivar Vara de Quart

El consultor previene del efecto gentrificador

Sandra Gómez y Miquel Barceló ayer en Vara de Quart | A.V.

La estrategia de reconversión del polígono industrial de Vara de Quart en un distrito tecnológico capaz de convertirse en motor económico de València se basará en una revisión del planemiento urbanístico que premiará con mayor edificabilidad a los dueños del suelo que pidan un cambio de uso industrial a terciario «avanzado».

Será el mismo modelo que se aplicó en el año 2000 en el 22@ de Barcelona, un distrito de la innovación pionero en España que es actualmente «el principal motor económico de Barcelona» y que ha generado 150.000 puestos de trabajo, 70.000 de ellos relacionados con la innovación. Así lo asegura su mentor, el ingeniero y economista, Miquel Barceló, que acaba de ser fichado por la concejalía de Desarollo Urbano Sandra Gómez, a través de un concurso restringido convocado por la empresa municipal Aumsa, para diseñar la hoja de ruta de la reconversión y renaturalización del polígono de Vara de Quart. La propuesta de Baldrikd & Munitz SL (BIM Consultors), liderada por Barceló se ha adjudicado el contrato de 55.000 euros al que optaron otras dos empresas.

«Las ciudades del conocimiento necesitan un urbanismo distinto», asegura Barceló, quien ayer visitó con su equipo y la concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, el polígono de Vara de Quart. Un distrito de la innovación es «ecosistema» que necesita un urbanismo distinto, una base tecnológica importante, inversión privada y también la conexión social con los barrios del entorno, explicó. «Debe ser un espacio para vivir y trabajar», matizó. Barceló fue unode los promotores, en la etapa de Joan Clos como alcalde, del 22@Barcelona, cuya sociedad gestora presidió entre 2004-2007. Aunque sigue vinculado al comité asesor del distrito tecnológico barcelonés ahora se dedica a la actividad privada. Sobre la gestión actual del distrito, Barceló admite discrepancias. La otra cara del distrito tecnológico es que ha generado «gentrificación y encarecimiento del precio del suelo». Poble Nou, asegura el experto es «la zona con los precios más altos de la ciudad». Para evitarlo, el economista aconseja anticiparse. «Si construyes viviendas, dotaciones y jardines y mejoras la calidad de vida es lógico que suba el precio del suelo».

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, aseguró que el equipo de Barceló, es «el mejor» para diseñar la estrategia de Vara de Quart, un polígono industrial de los años 60 con más de 50.000 hectáreas de superficie al que ahora el ayuntamiento quiere dar un giro radical. Se trata de un espacio con un gran potencial donde hay «mucho suelo infrautilizado». Entre las zonas por desarrollar los antiguos terrenos de hierros Turia (más de ocho hectáreas al lado de la Ciudad Rosa Casares). Para incentivar la llegada de nuevos inversores y de talento extranjero se permitirá un aumento de edificabilidad en altura.

Barceló apuesta para Vara de Quart por un modelo de ciudad compacta, que permite generar espacio para dotaciones y jardines, además de introducir nuevos usos residenciales, con fórmulas como el «coliving» (viviendas colectivas) para estudiantes, para convertir el ámbito en un espacio para «vivir y trabajar» con servicios y dotaciones próximos en línea con la ciudad de «quince minutos». La mejora de la movilidad y las conexiones con los barrios del entorno y la ciudad en general será uno de los principales objetivos, explicó ayer Sandra Gómez.

Miquel Barceló anunció que a mediados del año próximo darán a conocer la estrategia para Vara de Quart. Generar un distrito tecnológico «es un proceso a medio y largo plazo; no se llenan 50 hectáreas de suelo industrial en tres años», apuntó. «Es un proceso que tarda seis meses en diseñarse pero más de veinte años en aplicarse», apostilló el economista, quien recalcó que el éxito del proceso depende en gran medida de la combinación de inversión pública y privada. A su juicio, en València se dan las concidiones para atraer talento porque hay base tecnológica, universidades, y potencial económico para atraer talento y generar empleo.

De momento, la Conselleria de Hacienda ya se ha implicado en la reconversión del polígono de Vara de Quart y ha anunciado la posible ubicación en el mismo de servicios relacionados con la innovación y las nuevas tecnologías.

Compartir el artículo

stats