Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una auditoría detecta graves deficiencias en 17 organismos municipales

Un informe advierte de falta de seguridad en los sistemas informáticos y de notables carencias de organización en las entidades públicas

El Palau de la Música es uno de los organismos públicos cuya gestión se critica. | M.A.MONTESINOS

Hasta 17 fundaciones y organismos públicos municipales dependientes del Ayuntamiento de València presentan graves fallos de organización interna y deficiencias muy evidentes en sus sistemas de seguridad de información, tal como revela la auditoría realizada por Instituto Valenciano Compliance por encargo de la Secretaría General del consistorio.

Entre otros aspectos, el informe realizado por esta auditora evidencia la falta de manuales y protocolos de actuación interna, y la ausencia de una sistemática en la organización del trabajo. Parte de estas deficiencias, junto a otros factores particulares, fueron colaboradores indirectos que favorecieron que la EMT sufriera hace dos años el fraude de los 4 millones y más recientemente el Palau de Congressos la estafa de 20.000 euros.

Las entidades, consejos y fundaciones municipales que han sido analizadas son: Parques y Jardines, el Palau de la Música, Mercavalencia, Junta Central Fallera, Plan Cabanyal, Las Naves, Fundación Deportiva, Visit Valencia, Palau de Congressos, Valencia Activa, Consell Agrari Municipal, Mostra de València, Aumsa, Fundació Canvi Climàtic, Fundación Policía Local de València y EMT.

Las conclusiones son claras. De esas entidades del Sector Público Local del Ayuntamiento de Valencia solo Mercavalencia dispone de un Programa de Compliance. Además advierten los auditores: «se aprecia una clara diferencia entre la gestión financiera que es “administrada” por el ayuntamiento y la que es dirigida directamente por los órganos de control y gestión de las entidades». Cuando la gestión de pagos, facturas, arqueos, … dependen de la propia entidad, «hemos notado grandes discrepancias entre ellas, llegando a veces a procedimientos no documentados y antiguos», indica la auditoría.

Los examinadores externos avisan también de la «inconsistencia en la digitalización de las organizaciones a todos los niveles». No en vano, alertan de la «utilización arbitraria de elementos TIC de “empresa” o uso de dispositivos particulares con accesos a datos y archivos de la Entidad sin las correspondientes medidas de seguridad, ni los registros necesarios para el control y monitorización de los accesos».

Otra grave carencia es la ausencia prácticamente en todas, «de la figura del Director de Sistemas y Seguridad informática (CISO) y de Sistemas de Gestión de la Seguridad de la Información». Este es un elemento hoy en día «indispensable en cualquier organización y necesario», que debe incluir la preparación y formación del personal». En la mayoría de las entidades supervisadas «hemos comprobado que disponen de procedimientos de trabajo, pero no están recogidos en un manual o en algún caso ni constan por escrito, por lo que, en caso de incidencia, es difícil comprobar si se siguen los procedimientos establecidos».

Otra de las deficiencias observadas, «es la ausencia del control de inventario». «Consideramos que, en el sector público, esa ausencia de control es considerado una falta de organización muy grave», matiza el auditor. «La custodia de elementos informáticos, herramientas, mobiliario, -relata este experto- es un deber de la administración y una obligación para evitar cualquier tipo de corruptela». En cuanto al Portal de Transparencia, «en pocas Entidades se ha encontrado un responsable o encargado, designado por la dirección, de actualizar el Portal y llevar el control del mismo, por lo que, en muchos casos, se encuentra desactualizado y truncada la función que cumple». Por todo ello, la portavoz del PP de València María José Catalá ha advertido que este nuevo informe «vuelve a confirmar la desastrosa gestión del Gobierno de Compromís y PSOE en las entidades públicas municipales y que ya quedaron reflejadas en diferentes auditorías realizadas en la EMT». La situación de las entidades públicas ha supuesto «importantes pérdidas para el ayuntamiento» y no se han tomado medidas para mejorar todas las carencias descritas.

Compartir el artículo

stats