Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Loterías y mercadillos para sufragar el coste de la ZAS en Ciudad Jardín

Sonora cacerolada de protesta en Orriols

Los vecinos de Ciudad Jardín se reunieron en el anfiteatro del jardín de Músico Ginés. | G.CABALLERO

El anfiteatro del jardin de Músico Ginés, ocupado habitualmente por jóvenes haciendo botellón, se llenó ayer de vecinos y vecinas del barrio de Ciudad Jardín que denunciaban la situación que están viviendo los úitimos meses en la zona tras la relajación de las medidas frente a la Covid-19.

Cacerolada en Orriols para protestar contra la inseguridad y la delincuencia. | G.CABALLERO

«Necesitamos ser un barrio unido y combativo frente a esta situación», recalcaban desde la asociación de vecinos, quienes, durante la asamblea, expusieron qué medidas se habían llevado a cabo y cuáles eran los próximos pasos a seguir. Remarcaron la importancia de «seguir presionando a las autoridades y realizar denuncias y reclamaciones tanto a nivel individual como comunitario». «Desde el Ayuntamiento no han querido tomar ninguna acción, por lo que no vamos a volver a ninguna reunión si no hay compromiso porque estamos perdiendo el tiempo», denunciaban.

Por ello, desde la asociación expusieron su compromiso de seguir luchando para llevar la ZAS a los tribunales. Tras varias consultas, anunciaron que «esto va a suponer un coste de 15.000 euros» y, en este sentido, realizarán mercadillos y venderán lotería para recaudar dinero. «Tenemos que hacer ruido contra el ruido y contagiar al resto de barrios», exponían los asistentes a la reunión.

Recogida de firmas

Benimaclet tampoco ha paralizado su actividad a pesar del aumento de la presencia policial. De esta manera, desde la plataforma «Benimaclet Descansa.2» (asociación vecinal surgida tras el aumento de botellones en la zona) están recogiendo firmas para solicitar la implicación de la Policía Nacional, ya que consideran que es un problema que se ha extendido a varias zonas.

Reconocen que la actividad ha disminuido en la plaza, pero actualmente se ha trasladado en mayor medida a la Eskombrera, por lo que «ahora están afectados otros vecinos».

También reclaman que la policía actúe en torno a la venta ilegal de alcohol en la plaza y la presencia de drogas.

Por su parte, el vecindario de Orriols también salió a la calle ayer mediante una cacerolada para «hacer ruido frente a la inseguridad y la delincuencia que se vive» y, por otra parte, «ante la falta de medidas por parte del Ayuntamiento de València».

Compartir el artículo

stats