Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Palmar, El Perellonet y Pinedo denuncian la falta de servicios sanitarios

Los vecinos de estos Pobles del Sud reclaman más recursos ante la escasez de personal y las carencias en áreas como urgencias

Consultorio de El Palmar. | LEVANTE-EMV

Los vecinos de El Palmar,El Perellonet, El Saler y Pinedo llevan años denunciando la precaria situación que viven en sus consultorios médicos. La escasez de personal sanitario, el deterioro de sus instalaciones o la falta de servicio de urgencias son algunas de las reivindicaciones que el vecindario ha realizado durante este tiempo. Sin embargo, la situación se ha agravado en los últimos meses tras la jubilación del pediatra que atendía a estas poblaciones.

La asociación de vecinos de El Palmar denuncia que han estado sin pediatra «desde el mes de julio, por lo que teníamos que ir al médico de cabecera o dirigirnos a Castellar cogiendo dos líneas de autobuses, que realizan unas veinte paradas y con más de una hora de trayecto». Además, indican que «el médico de cabecera realizaba algún diagnóstico erróneo, ya que esta no es su especialidad».

Por ello, después de presentar varias quejas, «hemos conseguido que el pediatra venga un día a la semana desde principios de octubre». No obstante, señalan que la solución «ha sido restarle servicio a Pinedo, ya que es el mismo profesional el que acude a todas las poblaciones». Reivindican que necesitan «un servicio propio, ya que en el último año han nacido veinte niños y no podemos seguir así».

Ante esta situación, el servicio pediátrico en Pinedo se ha reducido de cinco a dos días a la semana. «Estamos disgustados porque no es justo que nos quiten a nosotros este servicio para dárselo a otros» y desde la asociación de vecinos de esta población añaden : «entendemos su situación, pero esa no es la solución al problema». Además, indican que cuando «denunciamos el caso, desde las administraciones nos dicen que no hay recursos ni dinero suficiente».

Desde la asociación de vecinos de El Perellonet, que también comparte el servicio pediátrico, denuncian que no es «aceptable este servicio para una población de 2.000 habitantes», ya que, en su caso, los residentes solo pueden disfrutar del servicio pediátrico durante dos horas a la semana, lo cual consideran «insostenible», ya que «la atención sanitaria es un derecho universal para todos», afirman.

Falta de servicios

Las diferentes asociaciones de vecinos de estas poblaciones también denuncian la escasez de personal sanitario en sus consultorios. Así, desde El Palmar y El Perellonet exponen que «si hay una emergencia, tenemos que trasladarnos a Castellar o a otros centros médicos u hospitales de la ciudad y parte de la población es gente mayor que no tiene vehículo propio y, por tanto, tienen que esperar unos 40 minutos para coger el autobús».

Además, exponen que «si solicitamos el servicio de una ambulancia, puede tardar unos 45 minutos». «Pusieron una ambulancia no medicalizada en El Saler, pero esta no es la solución porque solo sirve como medio de transporte, por lo que no podría atender a las personas necesitadas en el momento», indican desde El Palmar. Por ello, añaden que «necesitamos un punto de atención más cercano».

En este sentido, los vecinos de El Perellonet también se manifiestan disgustados, puesto que ha habido casos extremos en los que entienden que han faltado recursos sanitarios. Además, indican que solo tienen un médico «que acude dos horas a la semana y, por otra parte, el consultorio es viejo y faltan recursos».

En el caso de Pinedo, cuentan con dos médicos y dos enfermeras y, en el caso de que no puedan acudir, «no se les sustituye y hay sobrecarga». Por ello, piden refuerzo a través de una figura más de enfermería, subrayan.

Ante las deficiencias sanitarias que viven estos pueblos, denuncian que parece ser que no tengan «los mismos derechos que el resto de vecinos y vecinas de la ciudad de València cuando la sanidad es imprescindible».

Ante esta situación, están presentando escritos a las administraciones para «denunciar y presionar».

Compartir el artículo

stats