Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Miles de personas llenan los cementerios pero sin atascos

El ayuntamiento alerta del peligro de alimentar al mosquito tigre con el arreglo de las lápidas

El Cementerio General ya registró ayer una más que notable animación con la visita a los seres queridos. | JM LÓPEZ

Los cementerios de València doblaron nuevamente su asistencia y aún lo harán más en la jornada de hoy. Aquellos que apostaron por visitar a sus seres queridos, especialmente en el Cementerio General, se dieron cuenta de que no cumplir escrupulosamente con la tradición del 1 de noviembre tiene su recompensa: incluso en la hora punta ni hubo caos circulatorio ni problemas para aparcar. Las plazas más cercanas al campo del Rambleta siempre estuvieron disponibles y el aparcamiento de la zona más nueva, el sector 21, tuvo más que disponibles las plazas de aparcamiento. Un aspecto quizá llamativo es que, en la puerta del General, este año, y de momento, tan sólo había un puesto de venta ambulante de flores. La meteorología respetó a estos prudentes visitantes, puesto que apenas llovió, y de forma muy leve, durante la jornada.

Una de las novedades más llamativas es la campaña informativa desplegada para evitar la proliferación del mosquito tigre a consecuencia de los arreglos en los cementerios. Jaimas instaladas en la entrada recordaban algunas medidas para evitar crear el hábitat ideal para estos insectos, a los que les quedan todavía unas semanas de pervivencia. En especial, recomendando no utilizar búcaros con agua y emplear el «mosi» de espuma verde que absorbe agua y mantiene vivas las flores naturales los días lógicos y evitar así el estancamiento de agua.

Hoy comienza el servicio de lanzadera de autobuses municipales desde la plaza del Ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats