Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cinco barrios se unen contra los botellones en una gran manifestación

Las entidades vecinales se movilizan «contra un problema global» y para que la administración actúe

Jóvenes de botellón en la plaza Honduras. e.ripoll

Benimaclet, Honduras,Ciutat Jardí, Beteró o Isla Perdida son algunos de los barrios que noche tras noche sufren las consecuencias del botellón, que, a su vez, se está extendiendo a otras zonas de la ciudad debido a la presencia policial en estos lugares.

Ante esta situación, las asociaciones de vecinos de Ciutat Jardí y Honduras han convocado una manifestación el próximo jueves 11 de noviembre para reivindicar el derecho al descanso y la salud y, a su vez, denunciar la presencia de ruidos, la suciedad, el incivismo y la masificación de los locales de ocio situados en la zona.

Por ello, desde esta asociación han decidido convocar a otros barrios afectados por esta problemática como es el caso de Benimaclet, Beteró o Isla Perdida, ya que, como señalan desde la asociación de vecinos de Ciutat Jardí, «es un problema que se está extendiendo a otras zonas de la ciudad y, si nos unimos, haremos más presión para que las administraciones actúen».

Los propios vecinos de Ciutat Jardí señalan que tras desalojar plaza Honduras, «el botellón se desplaza a otras zonas más alejadas del centro como Beteró o Isla Perdida y, por tanto, queremos contar con ellos». «Nuestra objetivo es demostrar que somos un barrio unido y combativo frente al botellón», señalan.

Por su parte, el portavoz de la asociación de vecinos de Benimaclet Paco Guardeño reconoce que se sumarán a la reivindicación «porque este problema necesita una solución global, ya que afecta a varios barrios de València». Guardeño señala que la situación «se ha tranquilizado durante la última semana en Benimaclet ante la presencia de la Policía Local, pero en consecuencia les estamos quitando servicio a otros barrios que tal vez lo necesiten», por lo que, en sus palabras, considera que esta solución es «un parche y el problema del botellón también se debe abordar desde otros ámbitos».

Lamanifestación, como señalan desde las asociaciones de vecinos de Ciutat Jardí y Honduras, contará con una batucada para «hacer ruido frente al ruido y, así, contagiar a otros barrios». Además, el recorrido, transcurrirá por algunos de los puntos en los que se produce mayor concentración durante las noches cortando, a su vez, algunas calles.

Otras actividades

Por otra parte, los distintos barrios afectados por el botellón y el incivismo están realizando otras actividades con el objetivo de denunciar la situación que se ha agravado durante las últimas semanas.

Los vecinos de Ciutat Jardí acordaron la semana pasada durante la asamblea informativa la realización de caceroladas o concentraciones ante el Ayuntamiento para «desenmascarar la inacción del consistorio». Por su parte, el vecindario de Benimaclet ya realizó varios carteles denunciando la falta de descanso, que colgaron en varios puntos del barrio y los vecinos de Honduras y el Cedro realizan caceroladas cada jueves desde sus balcones.

Compartir el artículo

stats