Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Los gastos en sueldos del gobierno municipal y sus cargos de confianza aumentarán en 159.000 euros en 2022

El PP pone diez condiciones irrenunciables para apoyar el proyecto de presupuesto municipal de Compromís y PSPV

La portavoz del PP María José Catalá explicó sus condiciones para apoyar el presupuesto municipal.

El Govern del Rialto, formado por Compromís y PSPV, va a aumentar los gastos en retribuciones al equipo de gobierno, a los coordinadores de área y a los directores generales en un 4,84% respecto a 2021 dentro del próximo presupuesto de 2022 del Ayuntamiento de València, que se va a aprobar en breve. El gasto total dedicado a las retribuciones de los órganos de gobierno y sus cargos de confianza intermedios, entre los concejales y los funcionarios asciende a 3,441 millones, tal como certifica el documento emitido por la Intervención General Municipal donde informa de diversos aspectos relacionados con la partida de personal. En términos absolutos, el gasto total ha aumentado en 158.968 euros, respecto al ejercicio anterior.

A colación de este dato, la portavoz del PP de València María José Catalá ha puesto, entre otras condiciones para apoyar el presupuesto municipal, que están negociando en estos momentos los socios de gobierno, que no se aplique esta subida del 4,84% para los sueldos de altos cargos, concejales y asesores y reducir a la mitad los altos cargos directivos. “En la actualidad hay 41 altos cargos del gobierno encabezado por Joan Ribó, que nos cuestan más de 2,6 millones euros. Ribó tiene el doble de altos cargos del último gobierno del PP que tenía 17 altos cargos”, afirma Catalá. La portavoz popular ha asegurado “se nos han planteado un subida de casi 159.000 euros la partida pagar los sueldos de políticos, altos cargos y asesores. Supone una subida del 4,84% respecto a los 3,4 millones de euros de esta partida. Esto supone que se suben los salarios un 2% y en segundo lugar aumentar el número de altos cargos y asesores. Nos parece una burla a la ciudadanía que se suban los sueldos y ofensivo”, ha lamentado.

En esa línea, el Grupo Municipal Popular ha presentado sus diez líneas irrenunciables para poder dar el sí a los presupuestos de Compromís y PSPV. Si se incluyen diez propuestas que lanzará la portavoz mañana en el pleno del estado de la ciudad. La portavoz Popular, María José Catalá, asegura que son diez puntos que “se pueden activar en el presupuesto de 2022 y si se ponen en marcha tendrán el apoyo de nuestro grupo al presupuesto”.

Entre los diez puntos los populares piden “una rebaja del 20% del IBI a las familias y un 30 % a la actividad comercial, bonificar al máximo la plusvalía en caso de herencias, la supresión de la tasa de terrazas. Esto supondrá un ahorro de 44 millones de euros para los valencianos”.

Catalá advierte que la seguridad ciudadana en València “se le ha ido de las manos al gobierno municipal. Cada vez son más los barrios que sufren el incremento de la inseguridad. Por ello, una de las propuestas para el presupuesto de 2022 es la aprobación inmediata de las OPES de 2020 y 2021, utilizar toda la tasa de reposición para agentes locales y la creación unidad específica de policía local para luchar contra el botellón”.

La movilidad es otro de los problemas de la ciudad. Una propuesta muy clara apunta el PP, “la intervención de la EMT por parte del Ayuntamiento y apartar a los amigos de Grezzi de su control. Es una entidad que no le pueden pasar más cosas y queremos que la Intervención municipal se haga cargo de la gestión económica”, añaden.

También en esta misma materia se pide la paralización del cierre del área de prioridad residencial de Ciutat Vella. “Pedimos su paralización con vecinos y comerciantes, pues vamos a convertir el centro de Valencia en una ciudad fantasma”.

El resto de propuestas de los populares se refieren “a la construcción de cuatro centros de día en Nazaret, Malva-rosa, Torrefiel y Ciutat Vella y centro de actividades para personas mayores en el Pilar, una reividicación de más de 50 años”. En materia de empleo, “se pide un plan específico de formación especializada de 5 millones de € para cubrir las necesidades actuales del mercado laboral en la ciudad. Asimismo, se requiere un plan de choque contra el desempleo juvenil dotado de 10 millones de euros”, apuntan las mismas fuentes.

Para el apoyo a las familias y al sector económico además de la rebajas de impuestos “se propone crear un bono luz dotado de al menos 7 millones de euros para ayudar a vecinos, autónomos y pymes a pagar el recibo de las ayudas. Y por último en materia de vivienda se propone un plan de puesta a punto para rehabilitar en menos de seis meses de las viviendas públicas vacías del ayuntamiento”, finalizan.

Compartir el artículo

stats