Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos se movilizan contra un hotel 'low cost' en la calle Sagunto

Actividades tramita la licencia para construir cuatro edificios de cinco alturas en una manzana interior

Los vecinos se movilizan contra un hotel «low cost» en la calle Sagunto

Los vecinos del barrio de La Saïdia se manifestarán mañana contra la futura construcción de un complejo hostelero, con un hotel de una estrella de casi 600 habitaciones y una residencia universitaria enfocada a estudiantes Erasmus, en una manzana interior ubicada entre las calles Sagunto, San Bruno, Luz Casanova y Padre Urbano. El complejo ocupa una superficie de 18.500 metros cuadrados y prevé la construcción de bloques de hasta cinco alturas, que taparán las vistas y la ventilación a las viviendas recayentes al gran patio interior, con una única salida por la calle San Bruno.

Los vecinos se movilizan contra un hotel «low cost» en la calle Sagunto

Los vecinos advierten de que el complejo hotelero, cuya licencia tramita el Ayuntamiento de València, supondrá mayor presión del turismo de bajo coste al barrio. Los vecinos no quieren convertirse en «otro Magaluf» en alusión a uno de los destinos por excelencia del «turismo de borrachera». Los vecinos se rebelan contra una posible «terciarización» del barrio, así como contra la suciedad y el ruido que pueda generar este complejo hotelero de bajo coste.

Podem València ya ha dado su apoyo a los vecinos y al colectivo La Saïdia Comuna que aglutina a los vecinos contrarios al complejo hotelero que promueve Inversiones Gran Valencia 2005.

En junio de 2020, los promotores obtuvieron el certificado de compatibilidad urbanística para este proyecto por parte del consistorio y en junio de este año el proyecto salió a exposición pública. Los vecinos han alegado pero aún no han obtenido respuesta. Los vecinos temen que la licencia se conceda en cualquier momento y han decidido salir a la calle para protestar.

El complejo hotelero, diseñado por el arquitecto David Zapatero, se estructura en cuatro edificios con una plaza central para conectar todos los espacios. El complejo hotelero incluye servicios como restauración, bar-cafetería y terrazas, oficinas y salas de reuniones y de trabajo. Asimismo, se ha reservado espacio para 94 plazas de aparcamiento, muy por encima de lo que obliga la normativa. En la delegación de Actividades apuntaron ayer que se trata de una propuesta que puede aceptarse, denegarse o ser modificada.

Compartir el artículo

stats