Los vecinos de Ciutat Vella siguen preocupados por el tráfico y el aparcamiento dentro del barrio. Según explicó ayer Trinidad Piquer, portavoz de la Coordinadora de Ciutat Vella, en esta entidad apoyan la puesta en marcha del Área de Prioridad Residencial (APR), es decir, las restricciones de tráfico para todos aquellos que no residan o trabajen en la zona, pero cree que hay que buscar soluciones de aparcamiento.

Concretamente, Piquer pidió al Ayuntamiento que los vecinos puedan aparcar en el solar que quedó abierto tras el derribo del cine Princesa y que ahora utilizan los vendedores del Mercado Central. La dirigente vecinal explicó que el cierre del aparcamiento de la plaza Juan de Vilarrasa ha mermado mucho las posibilidades de estacionamiento de la ciudadanía, mientras que la reapertura del aparcamiento situado en el sótano del Mercado Central ha facilitado el aparcamiento de sus vendedores.

En estas circunstancias, por tanto, cree que el solar del viejo Princesa podría destinarse a los vecinos en vez de a los vendedores del Mercat.

Desde la Coordinadora de Ciutat Vella siguen poniendo también en duda la permanencia del tráfico en la Avenida del Oeste, que ahora es entrada y salida para el aparcamiento de la Plaza Ciudad de Brujas.

En su opinión, es necesario pacificar el tráfico de Ciutat Vella, pero haciéndolo de forma que los residentes puedan entrar y también aparcar.