El centro de la ciudad muestra nuevas señales de los preparativos de la Navidad. La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico ya ha instalado sus luces de Navidad en emplazamientos nuevos pero, en esta ocasión, sin retrasos por la falta de los permisos por parte de Dominio Público.

Hay dos novedades. El árbol, que habitualmente se plantaba en la Plaza de la Reina (y un año en María Cristina) se va a un emplazamiento no menos castizo: la plaza del Doctor Collado. En ese enclave se ponía habitualmente uno de los árboles municipales, pero en esta ocasión se ha direccionado. Por ello, el árbol de los comerciantes ocupa ese espacio.

Otra plaza histórica, la de la Merced, acoge la Caja Regalo, visitable en su interior. Esta caja es la que estaba en la calle Hospital, junto a la avenida del Oeste, el año pasado y ahora habrá una bola de Navidad, también transitable.

En el Pasaje Ripalda, se ubicarán dos árboles de Navidad obra del Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros, Paco Pellicer. Uno de ellos, el árbol del Belén, representa la escena a partir de dibujos de cerámicas tradicionales valencianas y faltan unas acciones en el Ensanche.

La lluvia ha retrasado la finalización de los montajes, por lo que la Asociación informará en breve de la fecha y hora del encendido de los mismos.

La atracciones de la asociación empezarán en la tarde del viernes cuando, sobre las 16 horas, quedará inaugurado el carrusel, que está instalado en el aparcamiento de correos. Se está a la espera de la confirmación del estreno de la pista de hielo, puesto que la lluvia ha retrasado la finalización del proceso de montaje.

Caja Regalo de luces, en la plaza de la Merced