Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda quiere suspender la construcción de apartamentos en 4 distritos

La concejala Isabel Lozano plantea una moratoria para que no se den licencias durante 2 años en L’Eixample, Extramurs, La Saïdia y El Grau

Mapa con los 4 distritos donde no se podrán dar licencias para hoteles. | LEVANTE-EMV

La concejala de Vivienda del Ayuntamiento de València, Isabel Lozano (Compromís), pretende que se apruebe a la mayor brevedad posible una moratoria que afectaría a 4 distritos de la ciudad para que durante un período de 2 años no se concedan más licencias de obras ni de actividades para construir hoteles, pensiones, hostales y apartamentos turísticos en estas zonas de València. El objetivo es priorizar el derecho a la vivienda sobre el del turista que nos visita de forma temporal.

La regidora tiene ultimada una moción y su objetivo es consensuarla con su socio de gobierno, el PSOE, para aprobarla en el pleno del consistorio. «Los poderes públicos tenemos la obligación de defender que la vivienda no es un bien más de mercado, sino un derecho fundamental y la base sobre la que se sustenta cualquier proyecto de vida», ha afirmado Isabel Lozano a Levante-EMV.

En concreto, esta moción determina que en aras «a la urgente necesidad de priorizar y proteger el uso de vivienda habitual para las personas residentes actuales o nuevos, frente a la presión en el mercado», y hasta que se apruebe la Modificación Normativa Pormenorizada del PGOU, procede aprobar «una moratoria». La citada moratoria consistiría en «suspender cautelarmente la tramitación y el otorgamiento de las licencias y declaraciones responsables de obras y actividades para la implantación de nuevos usos Terciarios Hoteleros (Tho), Hoteles, Hostales, Pensiones y Apartamentos Turísticos en Régimen de Explotación Hotelera, Viviendas Turísticas y Viviendas turísticas-profesionales, en edificios de uso exclusivo que se soliciten en el ámbito de las cuatro zonas reseñadas».

Las cuatro áreas afectadas

Las áreas donde se plantea suspender las licencias son: Zona 1 (L´Eixample); Zona 2 (Extramurs); Zona 3 (La Saïdia, parcial) y Zona 4 (El Grau, parcial). Los proyectos afectados serían aquellos cuyos permisos sean solicitados a partir de la fecha de publicación del acuerdo en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana.

Protesta ante el ayuntamiento contra la turistificación. | LEVANTE-EMV

Normativa única

La moción impulsada por Isabel Lozano determina que existe una disparidad de regulación e incluso de denominaciones y definiciones, entre las normas del PGOU de València y las normas aprobadas en el decreto autonómico de la Generalitat, en lo referente a las denominadas viviendas y construcciones turísticas. Según el texto impulsado por la concejalía de Vivienda, «es preciso homogeneizar» la normativa existente, en el conjunto de València, pues a falta de una Revisión Global del Plan General, «esperada ya más de 15 años, las distintas regulaciones según qué ámbito y qué documento urbanístico de ordenación están produciendo efectos de traslado y reubicaciones de la viviendas turísticas de unas zonas a otras de la ciudad y está provocando, por inercia, un desplazamiento de los apartamentos turísticos fuera de Ciutat Vella, con especial presión a los barrios próximos del Ensanche–Botànic, La Roqueta, Morvedre, Eixample o Arrancapins». A ello se suma, la ya consabida presión de la inversión económica en apartamentos turísticos en Ciutat Vella, y en parte del Cabanyal - Canyamelar.

Para la concejala Isabel Lozano, «es urgente proteger el uso residencial de las viviendas y la vida de las familias en los barrios. Tenemos que actuar ya para contener la expulsión, cada vez más frecuente, de vecinos y vecinas que vivían de alquiler muchos años y tienen que marcharse porque un fondo de inversión ha comprado el edificio y decide darle otros usos terciarios (apartamentos turísticos, hoteles, etc.) que considera más rentables», apunta la regidora. A juicio de Lozano, «el Ayuntamiento de València no puede asistir impasible ante esta realidad. Contamos con una herramienta poderosa como es el Plan General de Ordenación Urbana y, a través de él, queremos aprobar una moratoria que paralice el avance de esas prácticas perjudiciales para la vida en la ciudad y nos permita analizar con más detalle y profundidad cuál será la modificación definitiva a introducir en el PGOU». La munícipe llama a «lanzar un mensaje muy claro a los fondos de inversión: si quieren hacer negocio en València en el ámbito de la vivienda, lo tendrán que hacer manteniendo el uso residencial o no lo harán».

«Estoy segura de que todo el gobierno municipal comparte esta misma preocupación y que podremos aprobar en breve una moción plenaria», ha finalizado.

Compartir el artículo

stats