El alcalde de València, Joan Ribó, ha asegurado que el ayuntamiento trabaja para cumplir el acuerdo plenario que contempla la retirada del monolito homenaje al 15M. Así, ha indicado que se trabaja entre distintas concejalías en este sentido, con el fin de ver «cómo se delimita y se hace».

Ribó (Compromís) se pronunció de este modo tras presentar el contrato programa entre la Generalitat y el Ayuntamiento de València en materia de servicios sociales, preguntado por dicho acuerdo y por si hay acciones para la retirada del monolito.

«Se está trabajando con las concejalías correspondientes para ver cómo se delimita y cómo se hace todo el nuevo planteamiento. Se está trabajando en eso», dijo el primer edil.

El consistorio acordó convocar un concurso entre artistas y escultores de prestigio para diseñar «una escultura que represente a la pluralidad de movimientos sociales, cívicos y culturales de la ciudad de València» y que sustituya al polémico monolito instalado con motivo del décimo aniversario del 15M y dedicado, no solo pero sí básicamente, a este movimiento social.

Ruptura de la unidad de voto

La iniciativa, que fue presentada por PSPV -integrante del equipo de gobierno junto a Compromís-, abogaba por contar con un «monumento identitario, singular y único que aporte valor cultural y arquitectónico» a la Plaza del Ayuntamiento y que rinda «homenaje a todas las realidades sociales y culturales de la ciudad que se han expresado en la Plaza».

Los socialistas lograron sacar adelante esa propuesta con el apoyo de Ciudadanos, pese a los votos en contra de Compromís y de Vox, y la abstención del PP.

Este asunto ha sido el único en el que los dos socios de gobierno han roto la unidad de voto, aunque posteriormente se ha tratado de reconducir la situación.