Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los delitos de violencia machista son más "brutales" tras la pandemia

Casi la mitad de las 1.300 mujeres protegidas por la policía están en riesgo alto o extremo

Aarón Cano es el concejal de Protección Ciudadana. | M.A.MONTESINOS

El concejal de Protección Ciudadana de València, Aarón Cano, advirtió ayer que entre los efectos más negativos de la pandemia del coronavirus se ha constatado «un incremento de la intensidad de los casos» de violencia machista en la ciudad. Las diligencias policiales, señala el regidor, constatan un aumento «en la importancia» de los casos, de tal forma que algunas agresiones «son verdaderamente brutales».

Cano recordó que cerca de 1.300 mujeres viven cada día en València «con órdenes de protección», esto es, necesitan protección policial para hacer su vida normal. «Es una barbaridad» y «una cifra inasumible» que un millar de maltratadas no puedan hacer su vida normalmente. Lamentablemente, la epidemia del coronavirus ha impactado de forma más negativa si cabe en las víctimas de la violencia de género. Porque se han incrementado el número de casos, incluso en 2020, cuando hubo un confinamiento por la covid; y ha aumentado la gravedad de las agresiones, reflexionó el concejal.

Balance anual

Aarón Cano hizo balance sobre los casos atendidos y gestionados por el grupo de ayuda al maltrato de la Policía Local de València, GAMA, durante el año 2021. Entre los datos ofrecidos destacan las 431 órdenes de protección dictadas este año, 15 menos que el año pasado; y las 620 órdenes de protección que atiende el grupo GAMA de las 1300 mujeres que requieren algún tipo de protección por parte de la policía de València. Un total de 620 tienen una orden de protección, 6 de de las cuales son de riesgo extremo; 253 de riesgo alto, y 232 de riesgo medio. Esto significa que el 41,7% de las mujeres están en riesgo alto o extremo de sufrir un ataque grave. En lo que llevamos de año ha habido 323 detenciones por violencia de género; 218 de los detenidos son nuevos; y 105 reincidentes, que quiere decir que han quebrantado las órdenes de alejamiento.

Cano indicó que aunque actúen los cuerpos y fuerzas de seguridad y la justicia, «el peligro sigue vigente». De aquí la importancia de mantener la protección a la víctima y de que se denuncie ante las autoridades.

Asimismo, subrayó que un agresor «sabe lo que hace y considera a la mujer de su propiedad; es un problema enraizado en la sociedad, y es un trabajo de educación que tenemos que hacer a largo plazo, tenemos que trabajar la igualdad desde la infancia», remarcó.

El concejal recordó que en septiembre se puso en marcha una unidad de intervención de GAMA Noche, una patrulla, para atender las órdenes de protección de riesgo extremo, las agresiones sexuales y las violencias de género que se producen durante la noche. «Somos el único cuerpo de España que disponemos de este servicio, que ayuda mucho a las familias, especialmente cuando hay niños, ya que son agentes especializados y saben manejar mejor estas situaciones tan duras para las víctimas», comentó.

El edil reivindicó «la necesidad de concienciar a la sociedad como una de las claves para luchar contra la violencia de género» y lamentó que existan «negacionistas, y quien blanquea a estos negacionistas. Tenemos que ser duros contra aquellos que practican este tipo de violencia, porque hay miles de valencianos y valencianas que apoyan opciones políticas que niegan esta realidad», remarcó en alusión a Vox y sus votantes.

Compartir el artículo

stats