Los escultores Coderch y Malavia se han visto obligados a cambiar la localización de su ‘Gigante de Sal’ en Toulouse tras las quejas de los feligreses de la catedral de la ciudad. La figura de bronce del Gigante, que estaba instalada en la plaza de Saint Etienne, se ha trasladado a otra zona emblemática del municipio por orden del ayuntamiento.

Ante la polémica, el dúo artístico, afincado en València, ha insistido en el verdadero significado de la escultura basado en la resiliencia humana ante grandes desgracias como la pandemia. Coderch y Malavia han recalcado su agradecimiento al Ayuntamiento de Toulouse por invitarles a instalar la pieza en su ciudad a pesar del cambio de localización. “Queremos ser respetuosos con todos y aunque el mensaje de nuestra obra solo expresa la fortaleza del ser humano, lo positivo es que los vecinos de Toulouse van a poder verla”.

La polémica del ‘Gigante de Sal’, que se encuentra también expuesto en La Marina de València y en uno de los hoteles más lujosos de Capri, ha pillado por sorpresa a los artistas que se encontraban en la ciudad con motivo de la inauguración de su exposición monográfica en la Galería Alain Daudet. En València, el ‘Gigante de Sal’ ha sido el protagonista de celebraciones como el Día de la Danza y homenajes como el 76 aniversario de la bomba en Hiroshima.

Ubicación inicial de la obra escultórica, frente a la Catedral de Toulouse, que ha sido cambiada de lugar. Levante-EMV

De una danza japonesa a la fuerza humana

La escultura monumental del ‘Gigante de Sal’ nació el año pasado a manos de Coderch y Malavia tras inspirarse en la obra del bailarín Fred Herrera. En su espectáculo, titulado bajo el mismo nombre, recrea la danza Butoh, un baile japonés de movimientos erráticos que homenajea a las víctimas de las bombas nucleares tras la II Guerra Mundial. Hoy, el Gigante es un símbolo de la fortaleza y fuerza de la humanidad para recuperarse de grandes desgracias colectivas como las pérdidas a causa del Covid.

Además de la exposición monográfica de 16 obras de los artistas, Coderch y Malavia culminan el año con su participación en las fechas más señaladas del arte internacional como la Feria de Arte Pan de Amsterdam o su próxima exhibición el 30 de noviembre para la novena edición del Context Art Miami.