Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cerco al patinete

El aumento exponencial de accidentes ha llevado a las autoridades y la DGT a imponer el casco a los usuarios de estos vehículos de movilidad - Las normativas y sanciones también se han endurecido

22

Así son los radares para frenar los patinetes en València

Cerco al patinete eléctrico. Las autoridades del Ayuntamiento de València, los técnicos de la Dirección General de Tráfico, el fiscal provincial de Seguridad Vial y la nueva Ley de Tráfico -que acaba de volver al Congreso tras ser aprobada en el Senado- han endurecido su ofensiva contra los conductores de los denominados Vehículos de Movilidad Personal (VMP), o cuanto menos, son partidarios de imponer más restricciones a los usuarios de estos dispositivos de transporte. Tras su paso por el Senado, la nueva ley estatal de Seguridad Vial ha incluido la obligatoriedad de que los usuarios de patinetes eléctricos lleven casco. Este precepto ya está incluido en la Ordenanza de Movilidad de València, desde 2019, y ha motivado cientos de multas a usuarios de estos vehículos desde su puesta en marcha en la capital valenciana.

Desde este lunes, arranca una nueva campaña de la Policía Local que va a utilizar drones y radares para vigilar la velocidad de los VMP, -que no pueden superar los 25 Km/h -, y que incluirá también hacer tests de alcohol y drogas a los conductores de patinetes eléctricos. Los infractores se exponen a multas que van desde los 60 euros a los 1.000 para aquellos que se nieguen a someterse a los tests de alcoholemia. A día de hoy, la mayor parte de sanciones a los conductores de patinetes son por circular por la acera u otra zona restringida a peatones, por no llevar casco, y, en menor medida, por conducir con auriculares de música o llevar a una segunda persona.

Sin embargo, la eclosión de los patinetes eléctricos como medio de transporte asequible, sostenible y de proximidad, en todo el territorio español, ha provocado también un aumento exponencial de los accidentes en los que estos dispositivos se han visto implicados. En todo el país, existen más de 700.000 patinetes eléctricos, según datos de Fevemp, la Federación Española de Vehículos de Movilidad Personal.  Asimismo, la Fundación Línea Directa sostiene que en España ha habido en los últimos 3 años hasta 1.300 accidentes con víctimas con patinetes implicados y con resultado de hasta 16 muertes. En la capital valenciana, ha habido ya, en 2021, 578 accidentes de tráfico con patinetes eléctricos. Eso significa que en 5 años se han disparado los siniestros un 8.157%, ya que en 2017 solo se registraron 9.

Este incremento exponencial de la siniestralidad, además de las quejas de la Federación de Asociaciones de Vecinos y de distintos colectivos vecinales por la ocupación de los espacios públicos destinados a los peatones, han motivado que la Policía Local endurezca el control sobre los VMP.

Cerco al patinete

Pero no solo se han impuesto más restricciones, también se han puesto sobre la mesa nuevas obligaciones que no han sido bien recibidas por entidades como la Federación de Usuarios de VMP y que podrían aplicarse a corto plazo. Esta semana, el fiscal provincial de Seguridad Vial, Eduardo Olmedo, reclamaba que ante ese aumento de la siniestralidad los patinetes eléctricos lleven matrícula, que tengan que suscribir un seguro de forma obligatoria y que sus conductores reciban formación. El concejal de Policía Local, Aarón Cano, apoyaba esa petición de matrícula y seguro para los VMP, mientras que el director general de la DGT, Pere Navarro, en un foro celebrado en Madrid por Línea Directa, también defendía recientemente la obligatoriedad del seguro para los patinetes.

En cambio, para el presidente de la federación de usuarios, Miguel Juanes, la imposición de nuevas obligaciones a este colectivo, como el seguro o la necesidad de aprobar unos cursos de educación vial, puede provocar que haya personas que desistan de usarlos. En particular, el seguro que supone un gasto añadido. En todo caso, Juanes exige que los patinetes eléctricos tengan los mismos derechos y obligaciones que las bicicletas y ciclos. Veremos cómo evolucionan las normativas pero está claro que la presión sobre los VMP y sus conductores es un hecho.

Bicicletas ¿Y qué debería hacerse con los ciclos y sus conductores?

¿Deben llevar matrículas las bicicletas ? ¿sus propietarios tienen que suscribir un seguro de responsabilidad para posibles accidentes? Esta es una cuestión que cobra más actualidad si cabe porque este debate se ha suscitado en relación con los patinetes eléctricos. El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, considera que imponer un seguro a los ciclistas comportaría una regresión del uso de la bici y no está de acuerdo. «En ningún país del mundo», dice, es obligatorio este seguro.

Compartir el artículo

stats