Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València tramita los permisos para reformar o construir 67 hoteles

Poblats Marítims y Ciutat Vella, con 5 proyectos en cada distrito, copan la demanda de los inversores en pleno debate sobre la turistificación - El PP denuncia que al menos 63 licencias de actividades están atascadas

El Hotel Meliá Plaza reabrió en agosto en València. | GERMÁN CABALLERO

En pleno debate sobre la turistificación de barrios de València como el Cabanyal o Ciutat Vella, y su efecto «contagio» en otros distritos como L’Eixample o Extramurs, el PP de València ha dado a conocer un dato muy llamativo que demuestra el «boom» hotelero que vive la capital de la Comunitat Valenciana. A partir de la pregunta formulada por la portavoz del PP, María José Catalá, a la concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, el consistorio afirma que a fecha de 8 de noviembre tiene un total de 67 solicitudes de licencias de actividad para hoteles en tramitación. De ellas, desde 2019 se han tramitado y concedido ya 4. Del resto, 20 expedientes se están tramitando como declaraciones responsables, mientras que 47 se están visando por la vía de los permisos de actividades.

Dentro de esas 20 declaraciones responsables ambientales, que corresponden a los ejercicios de 2020 y 2021, llama la atención que 5 corresponden al distrito de Ciutat Vella y otras 5 a Poblats Marítims. Camins al Grau y La Saïdia (con otros 2 proyectos de uso hotelero en cada uno de estos distritos), más Benicalap, Campanar, Pla del Reial, Extramurs, Poblats de l’Oest y Quatre Camins, son otros enclaves de València donde se pretenden construir nuevos hoteles por la vía de la declaración responsable.

Estos datos avivan el debate abierto entre la concejala de Vivienda, Isabel Lozano (Compromís), y la de Urbanismo, Sandra Gómez (PSOE), sobre la turistificación en ciertas zonas de València y la conveniencia de modificar el PGOU para poner freno a los fondos buitre y los inversores que compran la vivienda existente y expulsan a los vecinos de sus casas. Isabel Lozano tiene ultimada una moción que quiere aprobar en el pleno para decretar una moratoria de 2 años en la que no se deberían dar más licencias para construir nuevos establecimientos hoteleros o pisos turísticos en L’Eixample, Extramurs, La Saïdia (parcial) y El Grau, también en parte. Estas son zonas en las que la presión inmobiliaria sobre Ciutat Vella y El Cabanyal ha acabado por saltar y expandirse a barrios más o menos limítrofes. De este modo, Lozano quiere poner freno a los pisos turísticos y nuevos hoteles en 11 barrios: Russafa, el Pla del Remei, la Gran Vía, El Botànic, La Roqueta, La Petxina, Arrancapins, Marxalenes, Tormos, Sant Antoni y El Grau.

En cambio, el PP atacó ayer el tema por «el atasco» que existe en el servicio de actividades a la hora de evaluar y dar los permisos para reformar o construir nuevos establecimientos hoteleros en la ciudad. El concejal Carlos Mundina señaló que este problema de la administración local «ya afecta a 63 hoteles que siguen pendientes de tener licencia desde hace años, 19 de ellas se tramitarán por vía de la declaración responsable y las 44 restantes vía licencia de actividad». El regidor popular advirtió que mientras el paro «se sigue disparando en la ciudad», el Govern del Rialto «mantiene atascadas las licencias de actividad y de obras de inversiones que generarían cientos de empleos». Mundina desveló que desde que Joan Ribó revalidó la alcaldía en 2019, «sólo se han concedido cuatro licencias para uso hotelero». Es decir, de las 67 en tramitación o proyectos que se han presentado al consistorio, solo 4 se han visado, aprobado y están en marcha. De hecho, están en obras 2 nuevos establecimientos hoteleros desde 2019, y otro más, desde el año pasado.

«2.900 expedientes menos»

Por su parte, fuentes de la concejalía de Espacio Público remarcan que a nivel de tramitación de licencias de actividad en València «tenemos que hablar de buenas cifras. El actual equipo de gobierno heredó del PP casi 8.300 expedientes sin resolver, y en este tiempo las hemos reducido a unas 2.900», matizaron. «Estamos resolviendo el colapso y el tapón que dejó el PP mientras gobernó», señalaron. Dentro de esa cifra global están los 67 expedientes correspondientes a los hoteles, pensiones u hostales ya citados.

Por último, más de 2.200 negocios o proyectos están funcionando con una declaración responsable, tras aplicarse una reestructuración en el servicio, remarcan desde la concejalía de Lucía Beamud.

Compartir el artículo

stats