La pérgola de la Alameda, que se construyó a principios del siglo XX para acoger los conciertos de la Banda Municipal, será objeto de una restauración para paliar su deterioro por falta de uso y para habilitarla para acoger distintas actividades culturales. El Ayuntamiento ha adjudicado estas obras que, con un montante de 42.000 euros, se ejecutaran en unos dos meses y se centrarán en la zona interior de esta construcción urbana. Se trata de una segunda intervención, que completará una primera que se hizo en 2005.