Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La operación de los Bloques Portuarios se atasca al no encajar en los Next Generation

El limbo urbanístico del Cabanyal, aún sin plan especial, también frena las viviendas de realojo en Astilleros

Los bloques portuarios del Cabanyal. | GERMAN CABALLERO

La operación bloques portuarios del Cabanyal que opta a 27 millones de euros de los fondos europeos Next Generation para construir 160 viviendas y rehabilitar otras 99 casas de titularidad municipal en el barrio se atasca al no tener, según ha podido saber este diario, encaje en ninguno de los programas de los fondos europeos de reconstrucción vigentes. La solución integral para estos antiguos bloques de viviendas sociales, muchas de ellas ocupadas, que el nuevo plan especial del Cabanyal condena al derribo y la posterior reedificación, fue presentada en mayo por el entonces conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, y la concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez.

Gómez y Dalmau fijaron una «hoja de ruta» definitiva para dar solución a los 160 vecinos de los degradados Bloques Portuarios, cuya silueta sobresale en el horizonte de la playa del Cabanyal. La solución integral para acabar con la degradación urbanística y social en los bloques incluye la reedificación de los propios bloques, la construcción de un nuevo edificio de viviendas de realojo para los propietarios en la calle Astilleros, en primera línea de playa, así como la rehabilitación de otras 99 viviendas municipales en el barrio marítimo para las familias que quieran permanecer en el Cabanyal.

Los planes del ayuntamiento y la conselleria se han topado con las limitaciones de los programas de los fondos Next Generation de la actual convocatoria. El derribo, reedificación y realojo de los bloques portuarios podía a priori tener encaje en varios programas de los Next Generation como el destinado a barrios, el de rehabilitación y el de reedificación. Sin embargo, al analizar la letra de los programas los técnicos municipales y de la conselleria han reparado en que la operación bloques portuarios no encaja en ninguna. Las líneas de ayudas a barrios van dirigidas a proyectos relacionados con la eficiencia energética, lo mismo que ocurre con la rehabilitación. Por último, el programa de reedificación, al que en teoría podría haberse acogido el derribo y edificación de un nuevo bloque en el actual emplazamiento, tampoco es viable porque se trata de ayudas destinadas a la reedificación a través de empresas privadas.

La operación bloques portuarios, por tanto, tendrá que esperar a futuras convocatorias para poder optar a ayudas de los fondos europeos para la reconstrucción.

Por otro lado, el limbo urbanístico del barrio por la demora en la aprobación del plan especial (PEC) del Cabanyal, que todavía no ha pasado el filtro de la Conselleria de Cultura, impide a la sociedad plan Cabanyal avanzar en el encargo de la redacción del proyecto de construcción del nuevo bloque para realojos de la calle Astilleros al no reunir la parcela las condiciones de legalidad urbanística.

Compartir el artículo

stats