Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan Cabanyal ultima la venta de 20 de las 96 viviendas de la playa

La venta del suelo a los propietarios del vuelo permite regularizar las propiedades

Las viviendas de Pavimar que se están vendiendo. | LEVANTE-EMV

Seis meses después de que el Ayuntamiento de València encomendase, por un periodo de ocho meses, a la sociedad Plan Cabanyal, la empresa municipal que impulsa la rehabilitación del barrio, la regularización de casi un centenar de antiguas viviendas de pescadores cuyo suelo paso en 1990 a titularidad municipal por cesión del Ministerio de Obras Públicas, la sociedad ya ha regularizado una veintena de viviendas. A falta de que la junta de gobierno apruebe la venta, los 20 propietarios del vuelo pasarán a ser propietarios también del suelo y por tanto regularizan sus propiedades.

La sociedad ha recibido el encargo de regularizar 96 propiedades, por lo que faltan todavía 76 viviendas por regularizar.

Esta es la tercera vez que el ayuntamiento inicia un proceso para vender el suelo de estas viviendas, de tipología modernista características del Cabanyal. Se trata de decenas de casas situadas en las calles Eugenia Viñes y Pavía que ocupan una parcela con aproximadamente 244.953 m2. El primer proceso lo inicio el gobierno del PP y la anterior concejala de Vivienda, María Oliver, lo anuló en 2015 para iniciar uno nuevo, que tampoco llegó a ejecutarse.

La venta del suelo de estas viviendas pretende mantener a los vecinos de toda la vida en el barrio, dándoles seguridad jurídica y evitando así operaciones especulativas con los derechos de estos vecinos sobre las viviendas.

La medida no ha evitado, tal como ha informado este diario, que algunos inversores privados se hayan hecho ya con la propiedad del vuelo y el suelo de algunas edificaciones degradadas próximas a la playa en el Cabanyal, para destinarlas a usos terciarios, apartamentos o pequeños hoteles.

La sociedad Plan Cabanyal-Canyamelar tiene desde abril de 2016 la condición de medio propio y servicio técnico del Ayuntamiento de València. Además de la regularización de las propiedades de la playa del Cabanyal, la citada sociedad también ha asumido la gestión de la operación de los bloques portuarios, así como las subastas de los inmuebles de su propiedad adquiridos por el anterior gobierno del PP para derribar y prolongar la avenida de Blasco Ibáñez hasta el mar, proyecto anulado en 2015 por el gobierno progresista.

Compartir el artículo

stats