Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hasta 28 equipos de arquitectura optan a diseñar la plaza del Ayuntamiento

El concurso de ideas, dotado con 270.000 de euros de premio, logra récord de participación

La plaza del Ayuntamiento peatonalizada y repavimentada hace año y medio. | F.B.

El concurso de ideas para el diseño de la plaza del Ayuntamiento, cerrada al tráfico hace año y medio, ha atraído a 28 despachos de arquitectura, ingeniería y paisaje. Así lo avanzó ayer la concejala de Desarrollo Urbano y vicealcaldesa, Sandra Gómez. Una cifra de récord que demuestra el interés suscitado entre los profesionales por la reforma de esta icónica plaza. El ganador se embolsará 270.000 euros.

Los criterios para remodelar la Plaza del Ayuntamiento incluyen itinerarios peatonales y ciclistas que la conecten con las plaza de la Reina, Ciudad de Brujas y la plaza del Mercat, cuya reurbanización concluirá en el primer trimestre de 2022, según los plazos iniciales. El gobierno del Rialto avanza así en la estrategia de la «València ciudad de plazas».

El concurso de ideas, impulsado por la Concejalía de Desarrollo Urbano tras una fase previa de consulta ciudadana, consta de varias fases. En la primera, se presentarán los equipos multidisciplinares, que tras aportar sus credenciales tendrán 60 días para presentar sus propuestas anónimas. Un jurado formado por el alcalde, la concejala de Desarrollo Urbano, la edil de Participación, técnicos de urbanismo y movilidad, y miembros de los colegios de arquitectos e Ingenieros de Caminos elegirá a cinco finalistas, que recibirán 8.000 euros, y tendrán 35 días para desarrollar su idea inicial. El ganador tendrá seis meses para presentar el proyecto.

La actual plaza del Ayuntamiento adquirió dicha condición en 1891 con el derribo del convento de San Francisco. En una primera actuación se urbanizó con un estanque central y una pequeña arboleda y se bautizó como plaza de Emilio Castelar. Tras la Guerra Civil pasó a llamarse plaza del Caudillo. Con el derribo del barrio de pescadores la plaza adquirió su actual fisonomía triangular. El proyecto, sin duda, más recordado de la plaza es la famosa tortada de Goerlich de 1928, una plaza sobreelevada que albergaba en el subsuelo el mercado de las flores. La plaza de Goerlich fue derribada en 1960 para abrir paso al coche en la época del desarrollismo. El actual ayuntamiento progresista formado por Compromís y PSPV ha cerrado esta plaza al tráfico. La criticada actuación de urbanismo táctico y provisional de 2020 dará paso a un nuevo diseño, que se espera definitivo, de mayor calidad y adaptado a las nuevas exigencias de la movilidad sostenible y el cambio climático. La plaza del Ayuntamiento se encamina a una peatonalización integral con la previsible eliminación de la infrautilizada línea de autobuses C1, que la Concejalía de Movilidad puso en marcha en 2020 tras el cierre al tráfico de la plaza.

Compartir el artículo

stats