Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Parón en la obras de los edificios ruinosos junto a la Lonja

Los restos de la muralla y un horno localizado en 2019 obligan a adaptar el proyecto para integrarlos

Fachada de los edificios de la plaza del Doctor Collado con una lona. levante-emv | FIRMA FOTÓGRAFO

Las obras de rehabilitación de los dos edificios (números 2 y 3) de titularidad municipal de la plaza del Doctor Collado, a pocos metros de la Lonja, que arrancaron hace casi dos años y que ya deberían haber finalizado, llevan meses paradas. La aparición durante la intervención arqueológica realizada en los edificios, que antes tuvieron que consolidarse estructuralmente, de la muralla islámica (siglo XI), junto a la existencia de un horno del siglo pasado cuya maquinaria estaba casi intacta, aconseja la conservación de estos restos por su valor etnológico, sumado a la presencia de una trama de sótanos medievales abovedados que podrían ser anteriores a la Lonja y que obligaron al poco de arrancar las obras a revisar todo el proyecto para recuperar e integrar los restos.

La intervención en estos dos edificios, que fueron expropiados por el ayuntamiento tras años de ruina y abandono, llevaba décadas pendiente, degradando con ello el entorno protegido de la Lonja y de la propia plaza.

La previsión de la Concejalía de Desarrollo Urbano es dar al edificio un uso dotacional, que todavía está por definir pero que estará vinculado a la Lonja y su entorno.

Amics del Carme llamó ayer la atención sobre el «olvido» de estos dos edificios sin recuperar en el entorno de la Lonja, donde ya están en marcha las obras de reurbanización de las plazas del Mercat y Brujas, así como la rehabilitación de los Santos Juanes, que dignificarán la fachada principal del monumento declarado Patrimonio de la Humanidad hace ahora 25 años. Los vecinos consideran que «superados los tiempos más duros y restrictivos de la pandemia, con el sector de la construcción en pleno funcionamiento, no se justifica que los trabajos de restauración continúen parados».

Fuentes de la Concejalía de Desarrollo Urbano aseguraron ayer que la intervención no está paralizada y «se está trabajando» en la modificación del proyecto para poder retomar las obras. En el proyecto se determinará qué parte de la muralla islámica, sobre la que se adosaron numerosas viviendas cuando cayó en desuso, se integrará en el edificio.

Compartir el artículo

stats