El pleno del Ayuntamiento de València ha rechazado, con los votos del Rialto, una moción de Vox que pedía la suspensión definitiva de la celebración de la cabalgata de las Reinas Magas al considerar que no es una fiesta tradicional valenciana y que sí que han apoyado PP y Cs.

Así, el concejal de Vox José Gosálbez ha justificado su supresión alegando que es un desfile "polémico, de crispación que no gusta a la mayoría de los valencianos" y que está organizada por "una sociedad pancatalanista a la que llenan bien los bolsillos" en referencia a la Societat Coral el Micalet. "La quieren blindar como si fuera una fiesta tradicional valenciana cuando nunca lo fue y nunca lo será porque no tiene ni arraigo ni demanda social", ha recalcado.

Del mismo modo, la concejal de Cs Amparo Pico ha señalado que esta cabalgata "ni es una festividad de carácter institucional ni tiene tradición valenciana" y ha criticado que el Ayuntamiento conceda 25.000 euros al Micalet para su celebración mientras recorta las subvenciones a fiestas "verdaderamente tradicionales centenarias" como los altares vicentinos por "ideología partidista".

El concejal del PP Santiago Basteller ha coincidido en que el Rialto quiere "restaurar" esta cabalgata por "ideología por decreto y la puerta de atrás" cuando se trata de una fiesta "republicana y comunista que solo se ha celebrado una vez hace 80 años" mientas que a entidades centenarias como Lo Rat Penat que "defiende nuestras tradiciones les recortan ayudas". Desde el equipo municipal han declinado intervenir para justificar su voto en contra de la moción de Vox.