Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Marina avanza hacia la segunda fase de rehabilitación de los Tinglados 4 y 5

Andrés Martínez y Luis Carratalá redactarán el proyecto para la segunda fase de las obras

Una vez finalizada la primera fase del proyecto de rehabilitación de los históricos Tinglado 4 y 5, La Marina de València y l’Ajuntament de València avanzan ahora hacia la fase 2, con la adjudicación de la redacción del proyecto de ejecución de las obras de dicha fase a la empresa Andrés Martínez Herrera, de la que forma parte el arquitecto Luis Carratalá, participante en la licitación convocada el pasado mes de julio.

Los Tinglados 4 y 5 forman parte del plan especial de ordenación de la Marina de Valencia y del catálogo de bienes y espacios protegidos. La primera fase de rehabilitación consistió principalmente en actuaciones sobre la estructura metálica y relacionadas con la seguridad de los edificios. Esta segunda parte de la rehabilitación estará centrada principalmente en los elementos decorativos y la recuperación de los valores por los que fueron catalogados como bienes de relevancia local.

La empresa adjudicataria realizará, en el plazo máximo de tres meses, los ensayos y estudios geotécnicos, ornamentales, arqueológicos, patrimoniales así como de cimentación y estructura, entre otros, que darán lugar a un proyecto básico con conclusiones que será valorado por l’Ajuntament de València y la Comisión Técnica de Patrimonio. En los dos meses siguientes a la conformidad del proyecto básico, la empresa adjudicataria presentará el Proyecto de Rehabilitación, en el que quedarán definidas las características generales de la obra mediante la adopción y justificación de soluciones constructivas, dimensionado, cálculos, detalles y especificaciones de todos los materiales y elementos que intervienen en el proyecto.

Entre las actuaciones previstas en la fase 2 de rehabilitación de los Tinglados 4 y 5 está la restauración de la imagen ornamental en frisos, azulejos, vidrieras, pintura o carpintería, la eliminación de elementos impropios, y la definición de la estabilidad y seguridad estructural. También entrarán en esta etapa de reforma la cimentación, la estabilidad de los arcos y la estructura de cubierta del edificio, pilares y muretes, así como la mejora de la calidad del pavimento, entre otros.

Concurso para estudio de usos

Los trabajos de la fase 2 pretenden así abrir el camino para la tercera y última fase, que adaptará el edificio para sus futuros usos. Consorcio Valencia 2007 tiene previsto convocar un concurso público para la realización de un estudio de usos que, teniendo en cuenta la idiosincrasia de La Marina y el valor patrimonial de los edificios pueda ofrecer una visión concreta de los posibles usos futuros de los Tinglados 4 y 5.

Compartir el artículo

stats