Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La izquierda reduce en 14 veces las facturas en los cajones que dejó el PP

Compromís y PSPV han bajado de 140 a 9,2 millones los reconocimientos extrajudiciales en el Cap i Casal

Ribó y Gómez charlan antes del pleno, en presencia de Galiana y Sanjuán. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de València ha reducido los pagos fuera de contrato hasta los 9,2 millones de euros, una cantidad que representa la cifra más baja de al menos los últimos 16 años. Según datos del Govern del Rialto, esta cifra resalta por lo positivo con el dato más alto registrado, que se dio en 2009 con el anterior gobierno liderado por Rita Barberá y el PP, «y que prácticamente alcanzó los 140 millones de euros». El concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, ha destacado que estos datos históricos de reconocimientos extrajudiciales de crédito de 2021 «demuestran la buena gestión del gobierno municipal», formado por Compromís y PSPV.

«Este año batimos el récord en cuanto a menos reconocimientos extrajudiciales de crédito, lo que quiere decir que este es el año donde menos recursos del Ayuntamiento de València se han pagado fuera de contrato y habla muy bien de la gestión de este ayuntamiento que nos ha permitido reducir en 14 veces el número de facturas en los cajones que tenía el Partido Popular», ha remarcado el concejal de Hacienda del PSPV.

Al cierre del ejercicio, el Ayuntamiento de València ha abonado un total de 9,2 millones de euros en reconocimientos extrajudiciales de crédito, la cifra más baja de los últimos 16 años y que contrasta con los volúmenes que se registraron en el período comprendido entre 2009 y 2012. «Entonces, el consistorio pagó 139,6 millones en 2009, 57 en 2010, 124 en 2011 y 123 en 2012, cifras muy alejadas de las cantidades que ha asumido el consistorio en el presente año», remarca el teniente de alcalde y responsable de Hacienda.

Sanjuán ha incidido en la buena gestión y el esfuerzo realizado por el Ayuntamiento de València en los últimos ejercicios para ajustar los pagos. «Este ayuntamiento, dato tras dato, demuestra que la gestión económica ha mejorado y que se aleja mucho de la gestión que hoy están juzgando los tribunales entre otras cosas porque nosotros gestionamos no solamente mejor sino con honradez», ha destacado el concejal.

La gestión económica de la izquierda en el Cap-i-Casal, según ha reiterado el regidor socialista, ha sido tan positiva que como dijo en el último pleno: «Hemos pasado de deber 1.000 millones, la herencia que nos dejó el PP en el ayuntamiento, a aprobar un presupuesto de 1.010 millones donde la deuda es de 297 millones». La cifra a la que se refiere Sanjuán es de 2012, cuando gobernaba el PP y Rita Barberá: 977 millones. En 2015, tras ser intervenido el consistorio por el ministro Montoro la deuda municipal se redujo y se situó en 711 millones. En estos casi 7 años de gestión de la izquierda -Compromís, PSPV y Valencia en Comú, los 4 primeros años-, se ha reducido en 338 millones la carga financiera de la ciudad. Y esto ha servido también para poder amortizar deuda con los bancos y pagar en tiempo récord a los proveedores.

Compartir el artículo

stats