Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuarenta y cinco empresas han pedido que les devuelvan el IAE

El ayuntamiento es consciente de que puede haber otras sentencias como la que obliga al consistorio a devolver 27.000 euros a una compañía hotelera que tuvo que cerrar en pandemia

Cientos de establecimientos tuvieron que cerrar sus puertas durante la pandemia. | G. CABALLERO

Un total de 45 empresas relacionadas con hoteles y hostelería han presentado reclamaciones en el Ayuntamiento de València para que les sea devuelto el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) del periodo que estuvieron cerrados forzosamente por la pandemia. A todos, sin embargo, les ha sido denegada la petición y muchos de ellos, por tanto, han recurrido a los tribunales, lo mismo que ha hecho la empresa de apartamentos a la que un juez le ha dado la razón y ha obligado al consistorio a devolverle 27.000 euros de dos trimestres del ejercicio 2020. La Concejalía de Hacienda, en cualquier caso, ha manifestado su tranquilidad ante esta situación, pues tiene previsto recurrir al Tribunal Supremo; considera que en caso de tener que pagar, debería ser el Estado, que es el que decretó el cierre forzoso; y finalmente se trataría de una cantidad global que no superaría los 750.000 euros, algo fácilmente asumible, en última instancia, por las arcas municipales.

El conflicto ha surgido después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de València haya fallado a favor de una empresa de apartamentos turísticos y obligue al ayuntamiento a devolverle 26.888 euros del Impuesto de Actividades Económicas correspondiente a dos trimestres del ejercicio 2020 en los que sus establecimientos tuvieron que estar cerrados por orden del Gobierno para contener la pandemia.

Entiende el juez que al no haber «hecho imponible», es decir, no haber actividad, y no ser un problema achacable a la empresa, no hay obligación de pagar el impuesto.

El Ayuntamiento de València, de todas formas, ya ha anunciado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Supremo, que ya tiene sobre la mesa casos similares de Alicante o Badajoz. No lo hace ante la Audiencia de València al tratarse de una cuantía inferior a los 30.000 euros.

Según el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, la sentencia no tiene sentido porque el Impuesto de Actividades Económicas se cobra con dos años de retraso y, por tanto, en el año 2022 estos establecimientos no pagarán esos dos trimestres, además de recordar que se paga por actividad y por facturación, quedando exonerados del mismo todas las empresas que facturan por debajo del millón de euros.

Esperan otras sentencias

«Ahora el Tribunal Supremo deberá resolver entre estas dos formas de interpretar las cosas», dijo Sanjuán, al que esta situación no ha cogido por sorpresa. Según dijo, el ayuntamiento ha recibido 45 reclamaciones de empresas hoteleras y relacionadas con la hostelería por el mismo motivo, reclamaciones que han sido rechazadas en su totalidad. Y es consciente de que «muchas de ellas habrán recurrido a los tribunales» y podrían acabar en sentencias similares.

De todas formas, el concejal de Hacienda cree que en caso de tener que devolver el dinero sería el Estado el que asumiera ese coste, pues el cierre se ha producido por una orden ministerial, no del consistorio.

El Ayuntamiento de València tiene previsto recaudar por IAE un total de 25 millones de euros, aunque, según Borja Sanjuán, el correspondiente a establecimientos hoteleros que facturan más de un millón de euros es de 1,5 millones, de manera que dos trimestres representan un total de 750.000 euros.

Y respecto a la sentencia, no ve lógico que se devuelva ahora dinero y que en 2022 no se le cobre tampoco. Eso supondría, dice, «dejar de pagar impuestos durante un año y medio».

Compartir el artículo

stats