Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Generalitat archiva la petición de Entidad Local Menor para Benimàmet

El ayuntamiento no ha podido certificar un acuerdo plenario anterior a 2013, fecha en que quedó prohibido este tipo de entidades

Recogida de firmas en Benimàmet en apoyo a la Entidad Local Menor.

La Dirección General de Administración Local de la Generalitat Valenciana ha archivado la petición de Benimàmet para convertirse en Entidad Local Menor y ganar cierta independencia respecto a la capital. El motivo es que el Ayuntamiento de València, que aprobó dos veces en pleno esa solicitud, no ha podido acreditar que hubiera un acuerdo plenario en ese sentido también antes de 2013, año en que se prohibió legalmente la declaración de entidades locales menores. Con esta resolución, la vía administrativa queda agotada y solo cabe la del recurso contencioso administrativo, es decir, la vía judicial.

Esta resolución es todo un jarro de agua fría para las aspiraciones de Benimàmet, la pedanía más grande de València con cerca de 15.000 habitantes. No en vano, la declaración de Entidad Local Menor supone, entre otras muchas cosas, poder elegir a su alcalde directamente y tener presupuestos propios.

Para conseguirlo, su actual alcalde pedáneo, el socialista José García Melgares, había recurrido a un petición de 2008 firmada por el vecino Simón Gómez para sortear la prohibición legal de 2013, ya que aquella petición nunca fue contestada y se entendía viva. Es más, ha logrado el apoyo de todos los grupos políticos del Ayuntamiento de València, refrendado dos veces en acuerdos plenarios, y se habían recogido más de 4.000 firmas de apoyo a la entidad local menor. Amén del respaldo casi unánime de las entidades sociales de la ciudad.

Pero todo eso parece no ser suficiente, al menos en la vía administrativa. Después de resolver algunos errores burocrático a lo largo del proceso, el director general de Administración Local de la Generalitat Valenciana, Antoni Such, ha decidido archivar el caso.

El motivo es que el ayuntamiento ha presentado toda la documentación relativa al apoyo social y político a la Entidad Local Menor, pero falta un documento que acredite un acuerdo plenario anterior a la prohibición legal de 2013. Se lo pidió en al menos dos ocasiones al ayuntamiento y lógicamente el consistorio no ha podido presentarlo, ya que en aquel momento gobernaba el Partido Popular y no había voluntad de segregar a la principal pedanía de la ciudad.

Ahora, la vía administrativa queda agotada y ya solo es posible la vía judicial, a través de un recurso contencioso administrativo.

Compartir el artículo

stats