La plataforma Orriols en Lucha se ha concentrado frente a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana para reclamar más Policía Nacional para combatir la delincuencia y el tráfico de drogas en el barrio con una pancarta en la que se lee: "Con delincuencia no hay convivencia". El colectivo Orriols en Lucha que coordina las acciones de protesta por los narcopisos y las okupaciones de viviendas para realizar actividades delictivas ha llevado sus protestas ante el Gobierno de Pedro Sánchez ya que la falta de efectivos policiales, a juicio de los vecinos, es competencia de la Delegada del Gobierno Gloria Calero, pues la Policía Nacional tiene las competencias en la lucha contra la delincuencia y el tráfico de drogas.

El próximo miércoles, día 26 de enero, se anuncia una segunda concentración, en forma de cacerolada, para continuar visibilizando las quejas de los residentes, han anunciado desde la plataforma vecinal. Como ha publicado, Levante-EMV, el barrio ha albergado manifestaciones y concentraciones periódicas para reclamar actuaciones concretas del ejecutivo local de Joan Ribó y ahora de Sánchez.

Escrito presentado a las autoridades

A colación de esta protesta, reproducimos el escrito que han enviado los vecinos de Orriols a Ribó y a Calero denunciando las amenazas que ha recibido una dirigente vecinal por denunciar "la total impunidad con la que funcionan las mafias en Orriols.

"Escrito presentado al Sr. Alcalde de València  y a la Sra. Delegada de Gobierno"

" Lunes, día 17 enero, mediodía. Zona c/Arquitecto Rodriguez / c/ San Juan de la Peña / c/Daroca.

Amenazas e intimidación a la Presidenta de la A. VV Bº Els Orriols-Rascanya.

 La Asociación de vecinos y vecinas Bº Els Orriols- Rascanya denuncia la total impunidad con la que funcionan las mafias en Orriols.

Nuestra exigencia de un retén de policía, no era ni es un capricho.

A cualquier hora, en las seis esquinas, nos encontramos con situaciones peligrosas personas que vivimos en Els Orriols.

A esta Asociación de vecinos , ningún grupo, ni institución, le impedirá denunciar lo que sucede, y quiénes son los responsables.

 Y seguimos preguntándonos a quien le interesa esta situación de deterioro y conflicto en el barrio de Els Orriols".

 

       " REIVINDICAMOS:

 PLAN INTEGRAL para el barrio, inspecciones, medidas de seguridad, reparaciones, rehabilitación de edificios parcial y/o integral

·   Policía de barrio.

·  Retén de policía en el barrio.

·  Control de los pisos “abandonados” por los bancos.

·  Medidas económicas, sociales y laborales que palien la situación familiar y personal por la falta de medios económicos

 

Agradecemos el apoyo y suscribimos la nota de la Federación de Asociaciones Vecinales de Valencia:

 

“Nuestro total apoyo a la presidenta Maika Barceiro y a la Associació Veïnal Orriols-Rascanya, tras el lamentable suceso de amenazas ocurrido en el barrio, por su compromiso con el barrio y ejercer su derecho de denunciar, a través del canal formal y legal del asociacionismo, la delincuencia en un barrio que ya lleva demasiado tiempo soportando situaciones de violencia en las calles.

 

En este sentido, mostramos nuestro rechazo a cualquier tipo de violencia y amenaza y vamos a continuar denunciando las conductas incívicas y las ilegalidades cometidas para conseguir un barrio digno donde el vecindario pueda vivir en armonía. Como ciudadanas/os comprometidas/os con el movimiento vecinal y con una ciudad más solidaria, es preocupante que nos tengamos que enfrentar a situaciones de estas características, ante las cuales nos hallamos en situación de indefensión. Además, el hecho demuestra que, a pesar del esfuerzo policial, las medidas adoptadas no son suficientes pues siguen ocupadas ilegalmente un centenar de viviendas que, según constata el vecindario, son el caldo de cultivo de la delincuencia y de muchos de los problemas de esta zona.

 

Que la única respuesta del Ayuntamiento sea recordar a los bancos y tenedores de viviendas vacías que denuncien las viviendas ocupadas nos parece insuficiente, esto ya se anunció hace meses y seguimos en la misma situación.

 

Por ello, requerimos a l' Ajuntament de València y a la Delegación de Gobierno un papel más activo en la defensa de la convivencia y la buena vecindad que deben reinar en nuestras calles y plazas”.