Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos piden placas solares en las fincas con financiación municipal

Broseta también considera básico regular las terrazas

Los participantes en la reunión se hicieron una foto de grupo en el balcón municipal. | NOMBRE FEQWIEOTÓGRAFO

La idea de convertir o transformar València en una ciudad sostenible, climáticamente neutra, descarbonizada, autosuficiente y, en definitiva, preservadora del equilibrio natural, sólo puede hacerse con algo más que protocolos. Por eso, la primera que lanzó propuestas durante la presentación de la Misión Climática València 2030 fue la Federación de Asociaciones de Vecinos. Su primer paso adelante es un proyecto: Promover la instalación de paneles solares en las terrazas y tejados de las fincas de la ciudad en base a una financiación plenamente municipal. «Una financiación que recuperaría, en unos 6 años, en forma de energía. Una vez amortizada la inversión inicial, la instalación pasaría a manos de la comunidad de vecinos», expuso la presidenta del colectivo, María José Broseta.

Los vecinos piden placas solares en las fincas con financiación municipal | AYTO VLC

Se trata, pues, de una panelación masiva, que trasciende a las campañas que ya se están realizando en viviendas, colegios o hasta el proyecto del Cementerio General. Y que, según Broseta, «se puede realizar aquí y en breve y su alcance depende de la cantidad inicial que se quiera presupuestar. Permite financiar estas instalaciones a personas sin recursos económicos suficientes y estimular la instalación, por cuenta propia, en otras fincas que sí puedan sufragar la inversión inicial. Esta es una propuesta muy concreta, a coste cero, y que debería ser de fácil implementación».

La federación vecinal llegó a la reunión con los deberes hechos. Porque también señaló otros aspectos en los que el ayuntamiento debería incidir y que hacen referencia a algunas de sus reivindicaciones históricas. «Debemos cambiar el modelo de ocio y turismo, que actualmente es insostenible, a partir de una regulación y control apropiados de la ocupación del espacio público. También hay que acabar con la proliferación de pisos turísticos y con la inversión en casas e inmuebles que, con fines especulativos, cierra las puertas a una vivienda digna a numerosos valencianos. València ha de ser, como debería ser todas las ciudades, un espacio de vida y convivencia y no puede transformarse en un parque temático», dijo Broseta.

El ayuntamiento convocó ayer a entidades del ámbito público, privado, universitario y de la sociedad civil para comprometerse a colaborar para conseguir que València sea una ciudad climáticamente neutra antes de 2030. «Ahora es el momento de la transformación de València si queremos ofrecer a los jóvenes un futuro sostenible, con ocupación de calidad, energía limpia, equidad social y entornos urbanos verdes y saludables» aseguró al respecto el alcalde Joan Ribó. Europa cerrará en breve el plazo para integrarse cómo una de las 100 ciudades climáticamente neutras sobre las cuales la Unión volcará sus esfuerzos en los próximos ocho años.

Compartir el artículo

stats