Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

5.000 vehículos ya han sido multados por entrar a Ciutat Vella sin permisos

Las sanciones se han retrasado ante el aluvión de demandas de autorizaciones de ciudadanos

Cámara de la APR de Ciutat Vella en la calle Corona. | G.CABALLERO

El concejal de Movilidad Sostenible Giuseppe Grezzi anunció ayer que en solo una semana, entre el 8 y el 16 de enero, se ha tramitado la multa a cerca de 5.000 vehículos por entrar en el Área de Prioridad Residencial de Ciutat Vella Nord sin disponer de las autorizaciones correspondientes.

Grezzi confirmó en declaraciones a la Cadena SER que el Ayuntamiento de València, tal como publicó Levante-EMV, no ha tramitado ninguna denuncia entre el 1 de diciembre -cuando entró en vigor la fase sancionadora de la APR- y el 8 de enero. Sin embargo, en apenas 8 días, del 8 al 16 de enero, Movilidad Sostenible ha enviado un total de 4.811 propuestas de sanción al área de Procedimiento Sancionador que ejecuta las multas. Eso significa que a razón de 60 euros por cada sanción, el consistorio ingresaría 288.260 euros por el total de las sanciones giradas hasta esa fecha.

En cambio, Giuseppe Grezzi ha indicado que pese a que las cámaras de la zona restringida al tráfico funcionan desde el 1 de diciembre, no se han enviado las denuncias para su cobro, porque Movilidad Sostenible quiere priorizar que los afectados por la medida puedan darse de alta en la plataforma e introducir sus matrículas para obtener las autorizaciones necesarias para circular por Ciutat Vella Nord sin exponerse a las multas de 60 euros. A su juicio, el Ayuntamiento de València «no tiene afán recaudatorio» con esta medida, sino «pacificar el tráfico».

Como establece el procedimiento, las personas acreditadas para acceder a la APR tienen hasta cinco días para autorizar accesos una vez realizados, por lo que la comprobación entre las matrículas grabadas y las autorizadas no se realiza hasta seis días después de haber accedido a la zona restringida. Luego, cada propuesta de sanción es revisada por personal del ayuntamiento para tratar de evitar errores informáticos. Y una vez realizadas estas comprobaciones es cuando se remiten las multas a Procedimiento Sancionador para su tramitación al día siguiente.

Mientras tanto, PP y Cs han vuelto a pedir que se anulen estas sanciones. «Han subido impuestos y tasas en plena crisis económica por el Covid, quieren cobrarnos por aparcar bajo de casa y ahora colocan multas a una media de 700 al día por entrar en Ciutat Vella. Nos parece un nuevo escándalo del gobierno local que no ejecutan las inversiones por su nula gestión», lamenta la portavoz del PP María José Catalá.

Para Fernando Giner, de Cs, «en toda la puesta en marcha de la APR ha habido mucha desinformación, además de que Grezzi ha quitado a los valencianos 20 días de campaña informativa, por lo que no se deberían cobrar las sanciones».

Compartir el artículo

stats