El Ayuntamiento de València tiene entre su plantilla un 5,05% de personas con discapacidad, un porcentaje que se sitúa más de 3 puntos por encima del fijado como mínimo en la normativa estatal. De este modo, en el consistorio trabajan un total de 233 personas con un grado de discapacidad física, psíquica o sensorial igual o superior al 33% y 23 personas con un grado igual o superior al 65%.

En esa línea, la concejala de Empleo, Pilar Bernabé, ha recordado que en los años 2008 y 2010 se impulsaron por parte de la Fundación CV del Pacto para el Empleo en la ciudad de València los Centros Especiales de Empleo Fet de Vidre y Fent de Tot, perteneciendo la totalidad de las participaciones sociales a la Fundación. En la actualidad, tras la sectorización realizada por la Intervención General de la Administración del Estado el 01/08/2017, ambos centros están considerados como sociedades mercantiles dependientes del Ayuntamiento de València. Esto significa que sus trabajadores, 8 y 4 respectivamente, también se incorporan a la plantilla municipal.

«Durante el mandato del PP, todas las contrataciones se realizaron sin llevar a cabo un procedimiento selectivo por convocatoria pública», ha advertido Bernabé.