Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuiden Benimaclet rechaza el nuevo plan de Aumsa para el barrio

Aseguran que la licitación del proyecto mantiene la clasificación del suelo y las más de mil viviendas

La asociación vecinal Cuidem Benimaclet ha calificado de «vergüenza» la propuesta que ha realizado la empresa municipal AUMSA para el PAI de Benimaclet y ha acusado a la vicealcaldesa socialista, Sandra Gómez, de controlar este proyecto dejando fuera a sus socios de Compromís.

Después de que ambas formaciones se enfrentaran abiertamente por este PAI, en concreto por el número de viviendas que debía tener y por su conexión con la huerta, la empresa mayoritaria del suelo, Metrovacesa, perdió la dirección del proyecto y la vicealcaldesa socialista le encargó a Aumsa uno nuevo que conciliara todas las posturas. De hecho, el pasado 29 de diciembre se licitó la redacción del plan por valor de 280.000 euros.

Ya ahí es donde ha venido el problema. Aunque «en la licitación se hacen referencias constantes a criterios de sostenibilidad y equidad urbana, como la minimización de la invasión de la huerta, la integración de la perspectiva de género o el impulso de procesos de participación ciudadana», en la página 4 del Pliego de Prescripciones Técnicas «se recoge claramente que el Plan Especial debe mantener la clasificación del suelo y la edificabilidad bruta del sector». Eso supone, recuerda Cuidem Benimaclet, «mantener las más de mil viviendas de las que se había hablado hasta ahora, ya sea apilándose en altas torres o expandiéndose en bloques de menor altura que ocupen la totalidad del suelo disponible».

Para la entidad vecinal, «es vergonzoso que Aumsa no haga caso de sus propias recomendaciones», ya que en el año 2017 sacaron unas directrices que hablaban de 5.000 viviendas vacías en la ciudad, y mantenga su política de obediencia al poder económico y la desobediencia a los principios técnicos y éticos de la profesión».

«Es indignante -añaden- que se hable de participación ciudadana cuando hacen oídos sordos a las reiteradas reivindicaciones vecinales respecto al PAI». Y ponen directamente en el punto de mira a la vicealcaldesa socialista Sandra Gómez, que es la presidenta de Aumsa en su calidad de responsable de Urbanismo. Según Cuidem Benimaclet, Gómez «ha dejado fuera de la fórmula a Compromís» y ha redactado un pliego de condiciones «donde se impide que el futuro plan especial suponga un cambio real y la participación ciudadana sea un auténtico fake». «Al final, el PSOE le ha dado dos vueltas a la tortilla y Metrovacesa continúa teniendo la sartén por el mango», concluyen.

Compartir el artículo

stats