Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell Jurídic reconoce que la Generalitat debe cobrar 38 millones por el circuito de Fórmula 1 abandonado

El convenio prevé que el ayuntamiento abone ese dinero con las cargas urbanísticas del PAI del Grao

Circuito de Fórmula 1 abandonado.

El dictamen emitido por el Consell Jurídic Consultiu de la Comunidad Valenciana (CJC-CV) sobre el Convenio de la Fórmula 1 “confirma la existencia de una deuda pública que tiene que ser abonada a la Generalitat como consecuencia de la mala gestión del anterior ejecutivo”. La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática destaca que, aun así, una de las principales conclusiones de dicho dictamen es la necesidad de que las instituciones colaboren para dar una resolución a la problemática generada por dicho convenio. Una vía, la de la colaboración con el resto de las administraciones, “con la que la Vicepresidencia Segunda está plenamente en concordancia, como lo ha venido haciendo hasta ahora”. Asimismo, se pone de relieve “la absoluta disposición a un diálogo constante con el Ayuntamiento de València para trabajar de forma conjunta en la elaboración de una solución que abra un nuevo futuro para el barrio del Grau”.

El dictamen es “una muestra más de las consecuencias de la gestión errática del anterior ejecutivo en materia de urbanismo. Más de una década después de la firma de este convenio, desde las instituciones seguimos trabajando para reparar las malas prácticas del anterior ejecutivo. Con todo, el PAI del Grau de València sigue todavía sin estar desarrollado con un coste desorbitado para la ciudadanía valenciana”.

El vicepresidente y conseller de Vivienda, Héctor Illueca, ha hecho hincapié en “seguir trabajando por lograr un nuevo convenio para el desarrollo del Grau que se oriente a atender las necesidades de la ciudadanía y no a los intereses especulativos de unos pocos”.

Tal como se relata al dictamen del CJC-CV, la Generalitat tenía que anticipar 38 millones de euros a fin de costear las obras de desarrollo contempladas en el convenio. Una inversión que debía de ser devuelta por el consistorio de la ciudad mediante las cargas urbanísticas que deben de abonar los propietarios de los terrenos del PAI del Grau, puesto que la urbanización se tenía que convertir en los viales del futuro barrio.

Héctor Illueca ha manifestado que “El circuito de fórmula 1 ha supuesto un gasto de 89 millones de euros para los contribuyentes, lo que implica que, a pesar de que se consiguió recuperar la aportación inicial de la Generalitat Valenciana, el proyecto continúa siendo un agujero negro para las finanzas valencianas”.

Necesidad de un nuevo convenio

Illueca ha asegurado que ahora la prioridad es que “desde las instituciones valencianas ofrezcamos una solución integral para un barrio que es, en definitiva, el gran afectado por las promesas vacías del anterior ejecutivo”. Y ha reiterado la voluntad de la Vicepresidencia Segunda, en sintonía con lo expresado en el dictamen, de “continuar trabajando con el Ayuntamiento de València para desarrollar un nuevo convenio que realmente responda a las necesidades de las vecinas y vecinos del barrio. Y, además, que promueva el desarrollo urbano sostenible del mismo. Este es el camino, y no las promesas faraónicas que han generado tanto despilfarro”.

En agosto de 2021 la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática trasladó al CJC-CV una consulta sobre el convenio suscrito en 2007 entre Generalitat y Ayuntamiento de València para el desarrollo de las infraestructuras necesarias del circuito de la Fórmula 1.

Cabe recordar que el coste de las obras fue prestado por la Generalitat Valenciana, en concreto por el Ente Gestor de la Red de Transportes y Puertos (GTP) que ahora forma parte de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) entidad adscrita a la Vicepresidencia Segunda.

Compartir el artículo

stats