Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Archivan una causa múltiple contra Fuset promovida por un asesor del PP

El juez desestima la acusación de prevaricación en la política de contratación

Pere Fuset, en una imagen reciente. | LEVANTE-EMV

El Juzgado de Instrucción número 2 de València ha archivado, a propuesta de la fiscalía, la causa presentada por el Grupo Municipal Popular -en concreto, por su asesor Luis Salom- por las contrataciones en la Delegación de Cultura Festiva, bajo la acusación de prevaricación.

Se trataba de una verdadera enmienda a la totalidad de los contratos de Fiestas. De hecho, en los cuatro años que ha durado la instrucción se ponía en tela de juicio no ya una determinada contratación (Expojove, Batalla de Flores...) sino la propia forma de contratar, que no dejaba de ser la heredada del anterior mandato, al frente del cual estaba el mismo PP ahora denunciante.

Y por eso, Fuset ahora ha criticado al partido de la oposición porque «iniciaron acciones penales malintencionadas a propósito de una actuación administrativa que ellos mismos nunca se preocuparon por mejorar durante 24 años», asegurando que «su actuación en el gobierno convirtieron la gestión festiva en una silla eléctrica con la que han tratado de electrocutar después en la oposición».

«Es imprescindible subrayar que ha quedado acreditado nuevamente que actué siempre con todos los visos de legalidad oportunos y la plena confianza en el buen trabajo del personal de Cultura Festiva». Fuset ha asegurado que cuestionar la forma de contratación, «más allá de buscar mi desgaste político, psicológico y personal, también ha puesto en entredicho injustamente el trabajo del servicio de Fiestas, a quienes esto también les ha tratado injustamente». También ha pedido al PP que «abandone esta estrategia inútil, que tantos recursos públicos malgasta y que sólo ha generado la intención de enfangar la opinión pública». Cierto es que, desde el relevo en el Grupo Municipal Popular, el actual equipo de María José Catalá ha «cerrado el grifo» de la actuación judicial de Salom, caracterizada por los archivos constantes de denuncias.

Con esta son cinco las causas archivadas al edil. Las anteriores hacían referencia a la construcción de la pasarela de la Ofrenda, el Buzón Real, los Carteles de Fallas y la instalación de barras y gradas en Viveros.

El juicio de Viveros, a diciembre

Con esta resolución, al edil sólo le queda pendiente el juicio por lo penal del accidente de Viveros, el motivo por el que dejó los cargos de Concejal de Cultura Festiva y Portavoz, centrándose en la Agenda Digital.

Precisamente, el hecho de que se haya archivado su responsabilidad en la instalación de barras y gradas es un argumento poderoso a su favor en ese pleito, que tendrá lugar a mediados de diciembre.

Compartir el artículo

stats