Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València busca una "solución" para situar los arcos chinos en Pelayo

Los vecinos de Pelayo y la Catedral de la Pilota, trinquet situado en la misma calle, ya se mostraron en contra de la iniciativa Chinatown

La calle Pelayo de València

La polémica vuelve a estar servida. El Ayuntamiento de València, y en concreto desde el área de Urbanismo, trabaja para encontrar una "solución" para el proyecto de los arcos chinos en el entorno de la calle Pelayo, en el barrio de La Roqueta, que no "genere el rechazo que generó en algún sector de la zona". La idea es que València tenga su propio Chinatown tras instalar esos dos arcos, a la manera del Soho de Londres.

En cualquier caso, se incide en la idea de que el proyecto, surgido a partir de la propuesta surgida de los Presupuestos Participativos DecidimVLC, no "genere rechazo". De hecho, hay que recordar que los vecinos de Pelayo ya reunieron quinientas firmas contra el Chinatown y los administradores del trinquet de Pelayo creen que el proyecto de instalar pórticos "desnaturalizaría" a la Catedral de la pilota. Porque en la misma calle en la que se quiere situar este Chinatown se encuentra el recinto deportivo más antiguo de Europa en activo, fechado de 1868 como es el trinquet de Pelayo.

El pasado mes de abril de 2021, el Govern del Rialto, el ejecutivo de València que conforman Compromís y PSPV, instó a mantener un debate "empático y sosegado" sobre este asunto. Por su parte, el PP presentó una moción para paralizar la instalación "por la falta de consenso con vecinos, comerciantes y comisiones falleras de la zona". De hecho, la concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, aseguró a Levante-EMV que "eliminar los arcos chinos sería un precedente muy peligroso para los Presupuestos Participativos".

La idea fue de Joan Hornos, un valenciano, -administrativo de profesión, que frecuenta y trabaja en la zona del Barrio de Pelayo-, el verdadero autor del proyecto para implantar los arcos chinos en esta zona de València y que fue seleccionado dentro de la edición de este año de los Presupuestos Participativos Decidim 2020-21. Este joven tuvo la idea de crear un Chinatown en la capital valenciana por su admiración hacia la cultura china y por su conocimiento de otros barrios históricos y tradicionales chinos que existen en Reino Unido o Estados Unidos.

Desde la Asociación de Empresarios Chinos en España respaldaron la propuesta del Ayuntamiento de València para instalar un arco asiático al estilo 'Chinatown' a la entrada del barrio chino, al considerar que supone un impulso a la integración, al fomento del turismo y al reconocimiento del colectivo chino en la Comunitat Valenciana.

Compartir el artículo

stats