Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El equipo New Zealand comunica a València que centra en Málaga sus negociaciones para la Copa del America

València no ha mostrado gran interés por el alto coste económico y la escasa aportación que en la actualidad daría al turismo y al posicionamiento de la ciudad

La Copa del America se celebró en València en 2007 y 2009

El Team New Zealand, ganador de la última Copa del America, ha comunicado al Club Náutico de Valéncia que centrará sus negociaciones en la ciudad de Málaga para la celebración de la 37 edición de esta competición de vela en el año 2024. No es una ruptura definitiva con València, pero todo parece indicar que los esfuerzos se dirigirán a la capital andaluza, que se ha ofrecido para acoger este acontecimiento.

València, por contra, ha mostrado reticencias por el elevado coste de la operación para traer de vuelta la Copa del América a València, que de entrada podría acercarse a los 200 millones de euros, y por la escasa aportación en términos de turismo o visibilidad que daría a una ciudad que en la actualidad está muy bien posicionada en ese sentido, con la celebración de las galas Michelín o los Goya, la capitalidad del diseño y del turismo inteligente, o los próximos Gay Games.

Según fuentes del Consell de la Generalitat Valenciana, la comunicación oficial del Team New Zealand le ha llegado al Club Náutico porque ha sido esta entidad la que ha propuesto la vuelta de la Copa del America a València y siempre ha sido el interlocutor válido en ese sentido. Y desde el punto de vista oficial, la noticia no ha sido ni una sorpresa ni una decepción. Desde un primer momento tanto la Generalitat Valenciana como el Ayuntamiento de València se han mostrado reacios a la propuesta del equipo neocelandés y del propio Club Náutico de València, que sí habían encontrado apoyo en el Partido Popular.

Cuánto costaría

Desde el Consell recuerdan que, de entrada, la administración valenciana debía avalar 30 millones de euros para el club y otros 50 millones para la organización del evento. Y a eso habría que sumar el coste de preparar el "village", las bases y las instalaciones para todos los equipos, unas necesidades que no bajarían de los 100 millones de euros. "Eso de entrada, porque luego hay varios anexos con una serie de obligaciones para los organizadores que dispararían el presupuesto mucho más allá", dicen las fuentes.

"Se trata de un coste muy alto para una ciudad y un momento en el que no es necesario un evento de estas características. València ya está en el mapa".

decoration

En definitiva, "se trata de un coste muy alto para una ciudad y un momento en el que no es necesario un evento de estas características". "València ya está en el mapa. Hemos celebrado las galas de entrega de las estrellas Michelín y los premios Goya. Somos capital Mundial del Diseño y Capital Europea del Turismo Inteligente, tenemos por delante la celebración del Gay Games... No necesitamos esto y, sobre todo, no podemos lanzarnos a tumba abierta", asegura el Consell. "Antes si, pero ahora ya no", recalcan.

En la actualidad, "la ciudad prefiere eventos que tienen un bajo coste económico y una alta repercusión económica y mediática, con unas altas tasas de empleo y una proyección como no ha tenido nunca", explican las fuentes, que recuerdan, por contra, que aún a día de hoy se sigue pagando la deuda de la Copa del America que organizó el Partido Popular: cuatrocientos millones que ha asumido el Estado y otros 60 de un crédito que tienen que pagar los valencianos.

Compartir el artículo

stats