Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

Nace el Observatorio del Ocio para combatir los "efectos nocivos" del turismo en los vecinos

La presidenta de la Federación advierte que la actividad turística solo puede ser sostenible si contribuye al bienestar de los residentes

El alcalde y el concejal de turismo han presidido la constitución del Observatorio del Ocio.

En los últimos 10 años el turismo viene experimentando un crecimiento sostenido en València.  Solo en los últimos 3 años han pasado por registro de entrada del Ayuntamiento de València las solicitudes de más de 280 licencias para hoteles o apartamentos turísticos; "en este tiempo solo las viviendas con uso turístico han crecido un 150% y muy pocos cuentan con algo parecido a una licencia de actividad, mientras tanto el precio de la vivienda de alquiler ha aumentado un 40%", ha denunciado la Federación de Asociaciones de Vecinos.  En 2019, ha afirmado la presidenta de la entidad María José Broseta "superamos con creces los 2 millones y medio en visitantes y los 5 en pernoctaciones". Con el objetivo de combatir "los efectos adversos de este crecimiento acelerado", en el espacio público, en la limpieza, en la contaminación, en la vivienda o en el comercio local se ha creado el Observatorio del Ocio, a cuya constitución ha asistido el alcalde Joan Ribó; y el concejal de Turismo Emiliano García además de representantes de la sociedad civil y de entidades empresariales y profesionales. Tal como revelan los vecinos "la vida cotidiana de la ciudad la comenzamos a ver seriamente alterada por un enfoque obsoleto: Crecer y crecer sin atender a los efectos indeseados como la sobresaturación de la oferta del ocio en el espacio público, el aumento del precio de la vivienda, la expulsión de vecinos/as o la especulación inmobiliaria", ha denunciado Broseta.

"Si la ciudad queremos que sea amable y hospitalaria, lo ha de ser en primer lugar, con sus ciudadanas y ciudadanos, y este observatorio ha de velar por ello" ha advertido la presidenta de la Federación de Vecinos Mª José Broseta

decoration

La federación se ha felicitado por la creación de este órgano que fue aprobado por pleno en 2019. Además, ha resaltado: "llegamos con la esperanza de que el Observatorio del Ocio y el Turismo no se quede solo en números y estadísticas, y documente también recomendaciones para ordenanzas o formas de trabajo del Ayuntamiento de València. Si la ciudad queremos que sea amable y hospitalaria, lo ha de ser en primer lugar, con sus ciudadanas y ciudadanos, y este observatorio ha de velar por ello", ha remarcado. "Se dice que Valencia es la mejor ciudad del mundo para vivir y así queremos que siga siendo, pero no como reclamo turístico sino como una realidad compartida entre sus residentes. Pues el turismo solo puede ser sostenible si es asumible social y ambientalmente, si contribuye al bienestar de sus vecinas y vecinos y a la conservación de la ciudad y de su medio natural", ha apuntado Broseta.

Con este propósito, la Federación de Vecinos se ha sumado a la creación del Observatorio del ocio y el turismo, "con el compromiso de repensar cómo se están haciendo las cosas y en la búsqueda de un modelo de acogida y de crecimiento que vaya más allá de meros mensajes publicitarios". "Sabemos de dónde venimos, las cicatrices y las deudas de las aventuras pasadas siguen bien a la vista, y no queremos continuar por ese camino", ha lamentado esta portavoz que ha advertido de "los nocivos efectos" de este fenómeno global que es el turismo.

El alcalde llama a lograr el equilibrio entre la rentabilidad y el necesario bienestar de los vecinos

Por su parte, el alcalde Joan Ribó ha asegurado que los sectores del ocio y del turismo «son importantísimos dentro del tejido económico de la ciudad de València, no solo en cuanto a la creación de empleo, también como sector tractor de otras actividades económicas y también, por supuesto, por el significativo impacto, bidireccional en la mayoría de los casos, que tiene en el ámbito de la cultura en sentido amplio».

En este sentido, el máximo representante de la ciudad ha indicado que las experiencias personales de ocio «se manifiestan en actividades de naturaleza cultural, deportiva, recreativa, turística... que configuran subsectores relevantes de la economía, que consiguieron en 2019, en su conjunto, un 17,9% de el Producto Interior Bruto y representan un 18,4% del empleo total».

El alcalde ha querido incidir en que es necesario «lograr un equilibrio que garantice la sostenibilidad de este sector y su compatibilidad, su coexistencia, con el necesario bienestar de los vecinos y vecinas y del buen uso de los espacios públicos que todas y todos habitamos», una cuestión capital que preocupa a las organizaciones vecinales representadas en el Observatorio. Por ello, Ribó ha instado al Observatorio a «establecer un diálogo permanente entre las asociaciones vecinales, empresariales y la administración pública».

Ribó ha instado al Observatorio del Ocio y el Turismo a «establecer un diálogo permanente entre las asociaciones vecinales, empresariales y la administración pública».

decoration

Ribó, que en su discurso ha hecho patente su preocupación por la guerra iniciada por Rusia y ha mostrado su solidaridad con el pueblo ucraniano, ha remarcado que se tiene que diseñar «un proyecto futuro de ocio para la ciudad». «Tendremos que actuar con pragmatismo, con racionalidad, con creatividad y con empatía: con una gobernanza que posibilite un modelo de ocio, relacional, inclusivo, co-creativo, sostenible y equilibrado. Es necesaria la existencia de este Observatorio que hoy constituimos, para disponer de instrumentos que aportan la información más grande posible para ayudar a la toma de decisiones, para hacer propuestas y recomendaciones y hacer su seguimiento», ha finalizado el alcalde.

Compartir el artículo

stats