El arquitecto del nuevo estadio de Mestalla, Mark Fenwick, aseguró que el proyecto presentado al Ayuntamiento de Valencia y a la Generalitat para acabar el recinto deportivo no es de bajo coste y señaló que será una instalación "espectacular".

"¿'Low cost' (bajo coste)? De ninguna manera. Es un estadio en el que cuando se termine se habrán invertido más de trescientos millones de euros", señaló en una entrevista con los medios del Valencia CF.

12

Así está el Nuevo Mestalla a día de hoy

"Obviamente, no podemos gastar de una forma ostentosa. Vamos a hacer todo el diseño y la incorporación de cubierta, fachadas y dotaciones interiores con una calidad y un diseño muy cuidado", destacó Fenwick, quien añadió que "la austeridad no quiere decir que no pueda ser magnífico", y destacó que la nueva fachada propuesta le recuerda al estadio olímpico de Tokio "por sus balcones" y la propuesta de cubierta que manejan.

"Estamos en conversaciones con empresas para crear una de las más grandes cubiertas de paneles fotovoltaicos de Europa. Esa gran cubierta producirá energía para el estadio y para la red eléctrica de la ciudad. Será algo innovador y espectacular", afirmó el arquitecto, quien recordó que el aforo será de algo más de 45.000 espectadores y ampliable a 70.000.

"No hay nada peor que un estadio vacío. Podemos subir a 70.000 de manera muy rápida y sencilla. Eso permite una flexibilidad que tienen pocos estadios. Este, quiero pensar, va a causar un incremento de socios porque al verlo la afición querrá disfrutarlo. Eso permitirá que podamos subir el aforo como todos deseamos", señaló.

Asimismo, descartó que hasta que se amplíe el aforo se vaya a cubrir con lonas la parte que no se use. "Tenemos tres gradas, tres anillos. Cuando esté hecho el estadio no va a estar la grada alta vacía porque podemos espaciar los asientos. Habrá una zona, la más alta, donde estén los asientos alejados. No va a ser un aspecto de un estadio vacío, ni de lonas, ni nada de eso", afirmó.

Fenwick dijo que hay "mucho" hecho y que está acabada la parte más complicada. "Ahora hay que vestir la fachada, los interiores y colocar la cubierta. Estimamos entre año y medio o dos años para acabar la obra. Nos vamos a finales de 2024 o a 2025", auguró.