Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva protección para 1.200 edificios atasca el Plan del Cabanyal en la Conselleria de Cultura

Los técnicos deben verificar las fichas de cada inmueble, decidir el tipo de protección y analizar la propuesta de intervención

Uno de los edificios catalogados del PEC del Cabanyal

A punto de cumplirse, el próximo mes de mayo, dos años de la presentación de la nueva documentación del Plan Especial del Cabanyal impulsado por la Concejalía de Desarrollo Urbano para un segundo trámite de información pública, tras el cual se introdujeron importantes modificaciones el nuevo plan sin derribos que sustituirá al anterior de la prolongación de Blasco Ibáñez, y cuya derogación fue una de las primeras decisiones del nuevo gobierno progresista en 2015, sigue sin ver la luz. Uno de los principales escollos es el nuevo catálogo de edificios protegidos que propone el plan, redactado por los urbanistas Gerardo Roger y Luis Casado, con 1.200 elementos, el doble de los que hasta entonces había protegidos, y que lleva meses pendiente de la aprobación por parte de la Conselleria de Cultura.

El elevado número de bienes a revisar por los técnicos de la Conselleria de Cultura, cada uno con su ficha, nivel de protección y propuesta de intervención, así como la propia catalogación, que introduce, además de los Bienes de Interés Cultural (BIC) y Bienes de Relevancia Local (BRL) la figura de protección del bien cultural (BC) para una serie de "elementos no inventariados del patrimonio cultural valenciano" en la que se han incluido decenas de edificios en estado ruinoso de la zona de la prolongación del Cabanyal a los que se asigna una protección "tipológica" estaría en el origen del atasco del PEC en Cultura. El nivel de detalle del catálogo pormenorizado es tal que se han incluido incluso los pavimentos de adoquín y los antiguos railes ferroviarios.

Si el PEC del Cabanyal y el nuevo catálogo de edificios y elementos protegidos es finalmente favorable, apuntan en el ayuntamiento, el plan se aprobará provisionalmente y se remitirá para su aprobación definitiva a la Conselleria de Obras Públicas y Vertebración.

En el nuevo catálogo del plan del Cabanyal se incluyen edificios residenciales diferenciados del resto de casas por su mayor monumentalidad como la casa de veraneo de Demetrio Ribes, interesante no solo por su valor arquitectónico sino también por el histórico, al estar en directa relación con la vida de uno de los arquitectos de mayor renombre de la ciudad de València.

El repertorio de bienes catalogados reconocido por los planes urbanísticos previos "se amplía con nuevos elementos que atestiguan el carácter marinero y la riqueza y diversidad arquitectónica del Cabanyal", expone la memoria del catálogo, aprobado en marzo de 2021.

Como elementos destacados se protegen los edificios vinculados al origen pesquero del Cabanyal-Canyamelar por su valor histórico e identitario

decoration

Como elementos destacados se protegen los edificios vinculados al origen pesquero del Cabanyal-Canyamelar por su valor histórico e identitario del barrio como el Casinet, que pasa de protección parcial a integral; la Casa dels Bous y futuro museo del mar, donde además se protege como BRL el reloj de sol, y la Fábrica de Hielo (C-17), que durante mucho tiempo sirvió para producir y almacenar el hielo empleado para la conservación del pescado. Edificios que junto con la Lonja forman parte de un conjunto único.

Se incorporan además nueves elementos, como los colegios de la Pureza de María Grao y el Santiago Apóstol, el antiguo Liceo Sorolla y el Teatro El Musical, sede originaria del Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Mar. También el antiguo Cine Merp y edificios vinculados al veraneo de la burguesía valenciana, como el Balneario de Las Arena y las Termas Victoria, así como la antigua estación de ferrocarril del Cabanyal, el edificio de la Dirección General de la Guardia Civil y lugares simbólicos del movimiento vecinal del barrio, con una historia previa también de interés, como ocurre con el antiguo Matadero, sede en su día de Salvem el Cabanyal y reconvertido en la actualidad en dotación y espacio para la memoria del barrio.

Arquitectura industrial

En cuanto a los testimonios de la arquitectura industrial, además de las chimeneas, catalogadas como BRL, se incorporan en calidad de bienes culturales catalogados otras tipologías como cinco naves industriales pertenecientes a las primeras décadas del siglo XX, por su valor arquitectónico y etnológico, como la antigua Tonelería Soler.

El grupo de viviendas localizado entre las calles Eugenia Viñes y Pavía también se ha catalogado por su "valor arquitectónico y urbanístico, pero también social, pues no solamente están vinculados a una de las cooperativas pesqueras más conocidas de la historia del Cabanyal, sino que además continúan habitadas y algunas de las familias que los moran son descendientes de los antiguos pescadores, constituyendo, de este modo, espacios de memoria viva", apuntan los redactores del plan.

Además de duplicar el número de elementos protegidos, las modificaciones introducidas en mayo de 2020, en la última exposición pública, contemplaban la reducción de alturas en varias zonas del ámbito del ámbito del PEC, la limitación de las viviendas turísticas, aspectos relacionados con la infraestructura verde y el cambio climático, el estudio de la ordenación en el ámbito del plan de las piscinas olímpicas, donde se incluye un hotel en altura o la remodelación del paseo marítimo con una protección dunar.

Compartir el artículo

stats