En lo que va de año, la Asociación Apostolado de la Divina Misericordia, fundada por el párroco de san San Francisco de Borja de Valencia, lleva repartidos ya 2.000 litros de leche, 1.300 bolsas de magdalenas, 800 litros de agua mineral, 1.700 botes de magro de cerdo, 100 mantas, 1.000 mascarillas, 700 litros de aceite, 500 kilos de quesos, y otras cantidades menores de alimentos.

También reparten útiles de aseso como 2.500 cepillos de dientes, pasta dentífrica, jabón, geles y materiales que les demandan los indigentes que duermen en la calle o habitan poblados de chabolas y asentamientos en sus salidas nocturnas, acompañados de grupos diversos de los 300 voluntarios con que cuenta la entidad y que se distribuyen durante las noches  por distintas partes de la ciudad donde pernoctan los indigentes, de los cuales tienen un censo y su ubicación. Antes de cada expedición los participantes hacen oración ante el Santísimo en el interior del templo, pues como dice Pedro MIret, ·esto no es una ONG más, es algo más”.

Un grupo de voluntarios, junto al P. Pedro Miret.

Los datos los ha dado a conocer el P., Pedro Miret, impulsor de la Asociación, con motivo de celebrar este domingo la Iglesia la fiesta de la Divina Misericordia, con la que se intitula la entidad congregación que ha creado. “Y lo que no se cuantifica: cariño, cercanía, acompañamiento incluso en situaciones de duelo. Hemos procurado varios ingresos en centros especiales de personas en situación de extrema gravedad.”, explica.

“Hemos acompañado a los servicios de urgencia a varias personas que hemos encontrado, en la calle, en situación crítica. Es una asociación católica que, poco a poco, va siendo un referente entre la sociedad valenciana, en su labor con las personas sin hogar que malviven en las calles de Valencia y los pueblos limítrofes por la atención caritativo-social y espiritual que presta a este colectivo de personas tan vulnerables y expuestas a todo tipo de peligros.

Salida nocturna a repartir productos de primera necesidad.

Esta asociación encontró dos personas extranjeras enfermas de cáncer, malviviendo en una fábrica abandonada, y denunció el hecho, procurando que tuvieran una mejor atención, pero estaban tan mal que al poco tiempo fallecieron.

La sede de la Asociación se encuentra en la parroquia de san Francisco de Borja, calle de Cuba, en el castizo barrio de Russafa, donde se atiende a cualquier indigente que acude en lo más básico como alimentos y medicinas, y se le orienta o acompaña en los trámites burocráticos que necesita ante cualquier instancia oficial. Las dependencias parroquiales son un almacén donde suele haber cosas o elementos que necesitan los indigentes, en invierno sobre todo mantas. La Asociación se nutre de las donaciones de empresas y particulares que conocen sus actividades y contribuyen a estas acciones solidarias.

La asociación “Apostolado de la Divina Misericordia” fue creada en la archidiócesis de Valencia para difundir su devoción y obras de misericordia.

La asociación sin ánimo de lucro y erigida canónicamente, a la que pueden pertenecer sacerdotes, religiosos y laicos, tiene su sede en la parroquia san Francsico de Borja de Valencia. Las personas interesadas en colaborar o recibir información sobre la asociación pueden contactar a través del correo electrónico divinamisericordiavalencia@gmail.com y también en las cuentas de la entidad en Twitter y Facebook. El P. Pedro Miret, además, ha sido el impulsor del Año Jubilar de san Francisco de Borja en la Diócesis de Valencia.